Argentina endurece su postura frente a la pesca ilegal

Barcos pesqueros

Argentina endurece su postura frente a la pesca ilegal

Los guardacostas argentinos hundieron un navío chino que pescaba ilegalmente en sus aguas el lunes, tensando las relaciones diplomáticas y señalando una postura más dura frente a una práctica en que los funcionarios corruptos hacían la vista gorda.

La barca pesquera china “Lu Yan Yuan Yu 010” invadió aguas argentinas antes de intentar forzar una colisión con los guardacostas y retirarse hacia aguas internacionales, informaron los medios locales. La prefectura naval intentó hacer contacto por radio con el buque en inglés y español antes de disparar tiros de advertencia y que luego se ordenara a la tripulación dispararle directamente.

La embajada china en Buenos Aires indicó que el incidente fue “grave” y exigió en una declaración publicada el martes que Argentina inicie inmediatamente una investigación. El capitán del navío y 3 de los 32 miembros de la tripulación, todos ellos rescatados, fueron llevados por la armada Argentina para ser interrogarlos en la ciudad de Rawson, provincia de Chubut (al sur del país).

“Esto comenzó como una infracción y terminó siendo un crimen”, fueron las palabras que atribuidas al juez Hugo Sastre al respecto.

Las barcas pesqueras chinas pescan legal e ilegalmente en todo el mundo y se ven atraídas hacia el Atlántico Sur en gran medida por el lucrativo comercio de calamares. Tan solo las importaciones registradas de China se estiman en 500 millones de USD al año. Los calamares son una parte importante de la cadena alimenticia local: proveen alimento a las ballenas, grandes peces, pingüinos y otros carnívoros.

Este último episodio es una importante prueba a la forma en que el nuevo presidente Mauricio Macri manejará las relaciones con China, que disfrutó de un trato preferencial durante el gobierno de su predecesora, Cristina Kirchner, que incluyó la asignación de grandes contratos energéticos y de infraestructura sin que mediaran licitaciones.

Diego Guelar, el nuevo embajador argentino en Pekín, informó recientemente al Congreso que sería “una locura” presidir una ruptura en las relaciones con China. “Se trata de nuestro principal banquero, nuestro principal inversor y nuestro principal mercado”, dijo.

Mientras que las relaciones de alto nivel se han estrechado, la cooperación clandestina entre funcionarios argentinos corruptos y pescadores chinos ha estado activa durante años. Los oficiales de la prefectura naval argentina han tolerado e incluso coludido durante mucho tiempo para favorecer las actividades de pesca ilegal, alertando a los pescadores chinos cuando se acercaban las patrullas de la guardia costera, informó el periodista Roberto Maturana a chinadialogue.

Corrupción y colusión frecuentes

Milko Schvartzman, un conservacionista marino argentino calificó de “extraordinario” al hundimiento del Lu Yan Yuan Yu 010, pero agregó que ilustra un problema muy difundido, que a menudo no se informa. Durante la década pasada los buques chinos fueron detenidos por las autoridades argentinas en numerosas ocasiones, pero hacía 15 años que una patrulla naval no hundía un barco extranjero.

Según el periódico argentino Clarín, el incidente del lunes fue el segundo vinculado con barcos chinos en espacio de unos pocos días. Sin embargo, a pesar de todos estos ejemplos, son muchos más los que quedan sin castigo.

Según un estudio del Instituto Pesquero de la Universidad de British Columbia, las flotas chinas de pesca en aguas remotas operan sin restricciones en los mares de más de 90 países y a menudo no declaran estadísticas de captura. Por un pequeño soborno, se permite frecuentemente que los barcos pesquen bajo bandera local y los pescadores cometan otras infracciones, como repintar los cascos para darles la apariencia de barcos nacionales.

¿Morder la mano?

Argentina incrementó sus defensas terrestres y marítimas con la compra de tecnología militar china como parte de una gran cantidad de acuerdos que se firmaron entre la expresidenta Kirchner y su contraparte Xi Jinping. Además de jets de combate y transportes de personal, Argentina acordó la compra de cinco buques patrulla costa afuera.

Los navíos, llamados “clase Malvinas”, se agregarán a la flota de la prefectura naval.

En su primera misión diplomática del gobierno de Macri, Guelar viajará esta semana a Pekín, donde indudablemente tendrá que responder a preguntas por el incidente del Lu Yuan Yan Lu.

“Espero completar bien mi misión y fortalecer los vínculos con la gran nación China, que ha demostrado ser un gran amigo y socio” tuiteó Guelar antes de firmar oportunamente un tuit de seguimiento deseando a sus seguidores “paz y prosperidad”.

 

Informe adicional de Ardash Vartparonian

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.