Brasil le explica a China que no termina con la Amazonia

Brasil abre la selva amazónica para explotación mineral (imagen: GovBrasil)

Brasil le explica a China que no termina con la Amazonia

El Presidente de Brasil, Michel Temer, llega a Beijing a explicarle a su par chino Xi Jinping que no tiene la intención de destruir 47.000 kilómetros cuadrados de la selva amazónica. Al extinguir la Reserva Nacional de Cobre y Asociados (RENCA), lo que hizo fue autorizar a privados a realizar la explotación de minerales, actividad que hasta el momento estaba restringida al Estado. Situada en el norte del país, en una superficie del tamaño de Dinamarca, la región es rica en minerales de hierro, oro, manganeso y níquel.

“No estamos abandonando la Amazonas. Hemos reducido en un 21% la deforestación, luego de cinco años de crecimiento. El gobierno reasumió el control de la deforestación “, afirmó el ministro del medio ambiente Sarney Filho a reporteros de Diálogo Chino. “Esta reserva extinguida no era una reserva ambiental, era una reserva minera. En el interior de esta reserva hay áreas protegidas e indígenas. La superficie que será explotada no es mayor al 20%. La cuestión ambiental está por encima de cualquier otra “, añadió.

China es el nuevo líder mundial en la defensa del medio ambiente después de que Estados Unidos bajo la presidencia  del presidente Donald Trump no aceptara  el Acuerdo de París. Por este motivo , Temer quedo , al menos comprometido a un encuentro con el presidente chino el próximo primero de septiembre. Luego de la repercusión que el tema tuvo en todo el mundo, el gobierno brasileño ha derogado y editado, el pasado 28 de agosto, un nuevo Decreto sobre la explotación de minerales en plena selva amazónica.

Sin embargo, los ecologistas  dicen que las nuevas reglas no eliminan los riesgos que va a correr dicha superficie, de proporciones similares a Dinamarca. “La derogación de la ley original, que resultó en una nueva edición, tenía exactamente este fin: confundir y desmovilizar a la sociedad civil y aliviar la presión de la comunidad internacional,” dice Antonio Nobre, investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPA) y una de las personas que más conoce sobre la selva amazónica.

Con el nuevo decreto, las empresas que estén interesadas en explotar minerales en la ex reserva amazónica deberán cumplir con algunas reglas. Presentar planes de control ambiental, de aprovechamiento económico sostenible, de recuperación de áreas degradadas y de contención de daños. Además, se creará el Comité de Seguimiento de la Áreas Ambientales de la ex Renca, que tendrá carácter meramente consultivo y cuya opinión será tenida en cuenta por la Agencia Nacional de Minería antes de expedir el otorgamiento de títulos de derechos de minería.

Sin embargo, ninguna de estas disposiciones puede evitar que la explotación de minerales impacte fuertemente en la región, sostienen los ambientalistas. De por sí, la explotación de cualquier mineral ya provoca deforestación. Y como consecuencia, cientos, miles de personas empiezan a migrar buscando empleo. Entonces surgen individuos que prestan servicios a las personas que tienen empleos formales o informales. Estos servicios van de vendedores a prostitución. Según André Aroeira, miembro del Fondo Brasileño para la Biodiversidad, 100.000 personas se trasladaron a la ciudad paraense de Altamira, situada al norte del país, atraídas por la oferta de 20.000 vacantes de empleo temporario que ocurrió debido a la construcción de la represa hidroeléctrica de Belo Monte.

Además de estos peligros, los ecologistas todavía señalan que es inevitable que haya impactos, al alterar la forma de vida de comunidades tradicionales, como por ejemplo los indígenas. Los Waiãpi viven en el interior de la extinta reserva y al entrar en contacto con la población, sin duda habrá un cambio en su estilo de vida. Los garimpeiros (buscadores de metales preciosos) y ocupantes ilegales (llamados «grileiros») son indeseables, pero certeros en lo que se refiere a ocupaciones, como las que se producen cuando se instalan explotaciones de minerales, especialmente en zonas de bosque cerrado como el Amazonas.

Desde que el presidente Michel Temer, que se encuentra en China en la reunión de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), anunció la extinción de la Reserva Nacional de Cobre y Asociados (RENCA), artistas y celebridades han iniciado una campaña en las redes sociales pidiendo a la población que se movilice a favor del Amazonas. La modelo Gisele Bündchen dijo en su cuenta de twitter que la medida es “una vergüenza”. “Están subastando nuestra Amazonia”, escribió. El compositor y cantante Caetano Veloso, las cantantes Ivete Sangalo y Anitta, la actriz Sonia Braga, todos criticaron al gobierno y lanzaron una campaña en las redes sociales con el hashtag #TudoPelaAmazonia intentando preservar el 60% del bosque que se encuentran en territorio brasileño.

No Comments

Post A Comment

Captcha: *