China emerge como el líder mundial de la energía limpia

China debe liderar mundialmente la energía renovable (imagen: The Climate Group)

China emerge como el líder mundial de la energía limpia

Las compañías chinas están preparadas para acelerar la inversión en tecnología de energía limpia a nivel mundial y a ocupar el vacío que dejaron las grandes economías como Estados Unidos, según revela información reciente.

Un nuevo informe del Instituto de Economía de la Energía y Análisis Financiero (IEEFA) revela que, el año pasado, China invirtió en el exterior una cifra récord de USD $ 32.000 millones en energía renovable y tecnologías relacionadas, representando un incremento del 60% en el gasto anual.

Entre el 2015 y el 2021, China instalará alrededor de un tercio de la capacidad total a nivel mundial  de energía eólica, solar e hidroeléctrica. Mientras que el Banco de Inversión de la Infraestructura de Asia (AIIB) y el Banco de Exportación e Importación de China (China Exim Bank), liderados por China, parecen liderar las transformaciones del sector eléctrico en Asia, tanto el China Exim Bank como el Banco de Desarrollo de China se encuentran bien posicionados para capitalizar el auge de las energías renovables en América Latina.

La magnitud y el crecimiento de esta inversión sugieren que China está dispuesta a aceptar el rol de líder global en energía limpia en el marco de la incertidumbre existente sobre cuál será la política energética de los Estados Unidos bajo la presidencia de Donald Trump, que comenzará el próximo 20 de enero.

“Estados Unidos ya está quedando muy por detrás de China en la carrera para asegurar una mayor participación en el creciente mercado de energía limpia. Con un presidente electo como Trump, hablando sobre el carbón y el gas, los posibles cambios en la política interna no se manifiestan como buenos presagios “, dijo Tim Buckley, director de estudios de finanzas energéticas de Australasia en IEEFA.

“Si los Estados Unidos no se toman en serio el estímulo del crecimiento basado en la fabricación, este no es un sector al que se le pueda dar la espalda”, agregó.

China ya es un país líder en términos de inversión nacional de energía renovable. El jueves 5, un anuncio de la Administración Nacional de Energía (AEN) de China reveló que el país destinará 2,5 billones de yuanes (361.000 millones de dólares) en la generación de energía renovable para el 2020, como parte de su plan quinquenal de desarrollo económico (el 13º plan quinquenal), ya que cambiará su mercado interno alejándolo de la energía de carbón sucio hacia combustibles más limpios.

Parte de la última fase de China “Haciéndose Global” es adaptar su estrategia de exportación de energía con planes para construir una serie de redes de comercio e infraestructura en toda Asia, llegando hasta Europa, bajo el lema “Un Cinturón, Una Ruta” o la “Nueva Ruta de la Seda”.

Esto significa que China se convertirá en el mayor empleador mundial de trabajos vinculados a la energía verde a nivel mundial. La Agencia Internacional de la Energía World Energy Outlook 2016 estima que las empresas chinas tienen 3,5 millones de los 8,1 millones de empleos de energía renovable disponibles en todo el mundo. Esto se compara con los 769.000 empleos dependientes de las energías renovables en los EE.UU.

La mayor parte de la inversión china en la instalación de energía eólica y solar se ha dirigido hacia los Estados Unidos, Alemania, Italia, Australia y Sudáfrica. En términos de nuevos mercados, América Latina es actualmente una de las regiones más atractivas para el desarrollo de energía renovable y las empresas chinas ya han invertido fuertemente en México, Brasil, Argentina y Chile y en otras partes de la región.

Los bancos chinos son los mayores inversores en el sector energético de América Latina, prestándole más de 33.000 millones de dólares a la región entre el 2005 y el 2014, tres veces más de lo otorgado por el Banco Mundial. Hasta ahora, esto se ha centrado abrumadoramente en no renovables.

En 2016, Tianqi Lithium, el fabricante de iones de litio más grande de China, invirtió USD $ 2.500 millones en adquisición del monitoreo de SQM de Chile, la cuarta productora de litio más grande del mundo. El litio, del cual Chile, Bolivia y Argentina tienen reservas considerables, se utiliza para fabricar baterías para vehículos eléctricos. En los próximos nueve años, la demanda mundial del metal para su uso en baterías se duplicará, según el informe de IEEFA.

En otra área estratégica de las transmisiones de la red, la Corporación Estatal de Grid de China (SGCG o State Grid) prometió el año pasado que destinaría 13.000 millones de dólares para un acuerdo de distribución de energía y electricidad con la empresa brasileña CPFL Energia SA.

“China entiende que las renovables presentan una enorme oportunidad comercial. Una asombrosa inversión nacional desplazándose hacia la energía limpia, complementa su activa búsqueda del crecimiento comercial en el exterior”, asegura Buckley. “Como cuando Estados Unidos poseía el advenimiento de la era del petróleo, China hoy se está preparando para ser inigualable en el liderazgo de energía limpia. Estados Unidos puede arrepentirse en los próximos años”.

Ese artículo se publicó primero en chinadialogue.net

No Comments

Post A Comment

Captcha: *