China planifica su desarrollo para el próximo quinquenio

Anochecer en Shanghái (imagem: Dove Lee)

China planifica su desarrollo para el próximo quinquenio

China ha publicado su proyecto de desarrollo para el próximo quinquenio Las primeras señales indican que su 13° Plan Quinquenal es el más comprometido con el medioambiente hasta el momento.

Esto complementa la meta más amplia del gobierno chino de pasar a un modelo ambientalmente más sostenible de desarrollo y reequilibrar la economía alejándose de la inversión en industria pesada para dar un giro hacia el gasto de los consumidores, los servicios y la innovación.

También fortalece los compromisos realizados por el gobierno chino para alejarse de los combustibles fósiles, aumentar la participación de las energías renovables en el consumo total del país y reducir su consumo energético total.

Las nuevas metas ayudarán a China a cumplir su promesa de reducir la intensidad de sus emisiones de carbono (la cantidad de carbono emitida por unidad de PIB) en un 45 %, un compromiso reiterado en la cumbre climática COP21 de París en diciembre.

Diez de las 13 metas obligatorias contenidas en el texto final están relacionadas con el medioambiente, los recursos naturales o los ecosistemas.

De las metas relacionadas con el clima y la energía, las cuatro más importantes son:​

Reducir la intensidad energética (energía consumida por unidad de PIB) un 15 % respecto de 2015;

Reducir la intensidad de las emisiones de carbono un 18 % respecto de 2015;

Fijar un techo al consumo energético de 5000 millones de toneladas equivalentes de carbón (el nivel actual es de 4300 millones de toneladas);

Aumentar la proporción de consumo de energía primaria derivada de combustibles no fósiles al 15 %.

El ex director general del Instituto de Investigaciones sobre Energía y vicepresidente de la Asociación de Investigaciones sobre Energía de China, Zhou Dadi, comento las nuevas metas.

“La meta de reducir un 18 % la intensidad de las emisiones de carbono indica que China alcanzará el límite superior de su meta del 45 % para 2020 (tomando como base al año 2005)”.

“Creo que, en términos generales, son metas ambiciosas, especialmente cuando los motores del crecimiento económico y la estructura de la economía aún se encuentran en transición. Sin embargo, también creo que probablemente se logrará superarlas. Habrá un conjunto de políticas a seguir que implementan las metas. Estarán relacionadas con la fijación de precios, los impuestos, los estándares energéticos y los estándares para las carteras de energías renovables”.

“El marco de planificación enfatiza el desarrollo de la energía nuclear e hidroeléctrica. Esto no significa que no se prioricen [otras] fuentes de energías renovables. Por el contrario, indudablemente significa que se prefieren los combustibles no fósiles y que se disminuirá el uso del carbón”.​

“Una mirada al nuevo plan señala que hay más continuidad que cambios respecto de los esfuerzos de protección ambiental fijados en el 12.° Plan Quinquenal (2011-2015). De hecho, ambos planes se ven comparables en términos de alcance y escala. Sin embargo, en algunos aspectos el último plan avanza más”.

Esta es la primera vez en la historia de China que se incluye una meta específica para las PM2,5 (el material particulado perjudicial que contamina el aire) en un plan quinquenal. El primer ministro Li Keqiang indicó que el gobierno limitará las emisiones de PM2,5 de las fábricas para reducirlas al 25 % de las emisiones totales.

El primer ministro también destacó la estrategia “Un cinturón y un camino” como un componente importante del plan de desarrollo del país en el extranjero, que dará a las empresas ambientales nuevas oportunidades para “ser globales”.

Con contribuciones de Monica Wang y Yu Jie

Ese artículo se publicó primero en chinadialogue.net

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.