Gobierno brasileño recorta fondos anti-deforestación

Ambientalistas cuestionan los niveles oficiales de deforestación (imagen: Pedro Biondi/ ABr).

Gobierno brasileño recorta fondos anti-deforestación

Un informe publicado la semana pasada por InfoAmazonia, un portal periodístico con el enfoque puesto sobre cuestiones amazónicas, reveló que la administración de la Presidenta Dilma Rousseff gastó 72% menos del dinero destinado para las medidas anti-deforestación que su predecesor, Lula da Silva (2003-2011). El informe, que ha circulado ampliamente en los medios de comunicación principales de Brasil, recalca el récord de indiferencia de Rousseff sobre cuestiones medioambientales.

Entre el 2011 y el 2014, el gobierno federal gastó R$1,77mm (US$500m) en el Plan de Acción para la Prevención y Control de la Deforestación en la Amazonía (PPCDAM), una estrategia desarrollada por el ex presidente Lula en el 2004, que consiste de la administración de la tierra monitoreo y control medioambiental, como también la promoción de actividades productivas sustentables en la región. Entre el 2007 y el 2010, el periodo del segundo mandato de Lula, el gobierno gastó R$6,36mm (US$2mm) en el mismo plan.

No obstante, el estudio también muestra que la Amazonía ha registrado su más bajo nivel de deforestación desde 1988, durante el periodo que Rousseff ha estado en el poder. Ese hecho es atribuido a la situación “menos dramática” que la actual presidenta heredó al ser electa.

Entre el 2003 y el 2004, los primeros dos años del mandato de Lula, poco más de 25.000 km2 de selva tropical fueron talados; para comparar: entre el 2011 y el 2012, los primeros dos años de Rousseff en el cargo, esa cifra fue de sólo 6.500 km2.

El ministerio del medioambiente

Las últimas cifras presentadas por el ministerio del medioambiente, relacionadas con agosto del 2013 y julio del 2014, muestran que hubo un 18% de declinación año en año en la deforestación legalmente aprobada. Sin embargo, esta declinación es cuestionada por otras organizaciones de monitoreo.

El 11 de marzo, el instituto nacional de pesquisas espaciales (Inpe) de Brasil, publicó datos satelitales mostrando un número récord de incendios forestales en Brasil, en los primeros dos meses de este año. El Inpe afirma que, por lo tanto, la deforestación entre noviembre del 2014 y enero del 2015 subió 40%, cuando se compara con igual periodo de un año antes.

En respuesta al informe de InfoAmazonia, el ministerio del medioambiente dijo que aún estaba analizando el documento. Sin embargo, reafirmó que la lucha contra la deforestación  permanece como una prioridad del gobierno y señaló que durante el mandato de Rousseff en el cargo, Brasil ha registrado cuatro de los más bajos años registrados del área total talada. “Estamos convencidos que reduciremos la deforestación hasta nuestro objetivo de 3.935 km2 para el 2010,” dice en una declaración.

A inicios de marzo, el ministerio del medioambiente, en conjunción con el ministerio de justicia y el banco nacional de desarrollo (Bndes), anunciaron la creación de la Companhia de Operações Ambientais, una unidad de 200 miembros de la guardia nacional para combatir la deforestación ilegal en la Amazonía. El financiamiento del proyecto, presupuestado en R$30,6m (US$9,8m) provendrá del Fondo de la Amazonía, establecido por el Bndes. Este será el primer proyecto del Fondo de la Amazonía para frenar la deforestación.

Escepticismo hacia el gobierno

Otras decisiones que el gobierno ha tomado, sin embargo, indican que no está particularmente interesado en atraer apoyo hacia el movimiento medioambiental. La nueva ministra de agricultura, Kátia Abreu, saborea su apodo como “la reina de la motosierra” y ha declarado repetidas veces que su papel es asegurar que el éxito del sector de la producción agrícola de Brasil supere a las preocupaciones medioambientales o los derechos territoriales de los pueblos indígenas.

Igualmente, Aldo rebelo, el ex ministro de deportes, se ha convertido en el ministro de ciencia y tecnología al comienzo del segundo mandato de Rousseff. Rebelo. Describió una vez que el cambio climático como “nada menos, en su sentido político, que la cabecera de puente del imperialismo”. Aunque él no se ha distanciado a sí mismo de su escéptica visión, en la ceremonia de su juramento en enero, Rebelo dijo que su ministerio sería guiado por las posiciones establecidas por el gobierno sobre el cambio climático.

Encuesta de opinión

Una nueva encuesta de opinión, difundida el 23 de marzo, muestra el rating de aprobación de la Presidenta Dilma Rousseff en sólo 10,8% (con un margen de error de 2,2%). Este sondeo fue conducido por MDA, y comisionado por la Confederação Nacional do Transporte (CNT), entre el 16 y 19 de marzo, entre 2.002 votantes en 137 municipalidades en 25 estados. Esta muestra de MDA también halló que el 68,9% que es Rousseff a quien hay que culpar por el escándalo de corrupción en Petrobrás. Aunque el 90,1% cree que aquellos acusados en la investigación Lava Jato son culpables y deben ser castigados, 65,7% cree que ellos nunca irán a una prisión.

Éste artículo se publicó por primera vez en LatinNews.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.