ONG ecuatoriana se defiende ante la “arbitrariedad” de su disolución

image: Twitter/ Pamela Troya

ONG ecuatoriana se defiende ante la “arbitrariedad” de su disolución

Una ONG ecuatoriana ambientalista se ha defendido tras la orden “arbitraria” e “ilegítima” por parte del  gobierno de cerrar la organización, luego de una denuncia realizada por la empresa minera china Explorocobres (EXSA) por su nivel de participación en un conflicto social en curso.

El 20 de diciembre el  Ministerio del Interior de Ecuador había solicitado al ministro de Medio Ambiente que disuelva a la ONG con 30 años de trayectoria, Acción Ecológica (AE), por su apoyo a la comunidad indígena Shuar de Nankints por sus reclamos contra la instalación sin consulta previa de un nuevo campo minero en su territorio, ubicado en la provincia de Morona Santiago.

AE también denuncia la expansión de la frontera minera en la región de la Cordillera del Cóndor por los impactos en los ecosistemas frágiles.

El Gobierno respaldó la denuncia alegando que al haber movilizado a la oposición contra las operaciones de EXSA, AE abandonó los objetivos para los cuales la organización había sido creada.

Sin embargo, en un comunicado emitido el 21 de diciembre, AE respondió que sus reiteradas advertencias sobre las violaciones a los derechos humanos en la Cordillera del Cóndor coincidían “precisamente” con su estatuto.

Ellos: “promueven la defensa de los derechos de la naturaleza con el fin de asegurar la preservación de un medio ambiente sano y alcanzar los derechos del buen vivir”, expresa el comunicado.

Los derechos de la naturaleza fueron incluidos en la constitución ecuatoriana desde el 2008. El artículo 71 establece: Toda persona, comunidad, pueblo o nacionalidad podrá exigir a la autoridad pública el cumplimiento de los derechos de la naturaleza”.

La demanda del ministerio se produjo  después de que EXSA, un proyecto de cobre de propiedad conjunta entre China Ecuacorriente y China Tongling Nonferrous Metals Inc., denunció que los mensajes en redes sociales realizados por AE  promovían protestas violentas para el  21 de noviembre y el 14 de diciembre. Los enfrentamientos dejaron como saldo la muerte de un policía y siete heridos.

AE argumentó que si sus peticiones a los bancos chinos para retirar sus  fondos de estos polémicos proyectos habrían sido atendidas, la muerte del policía podría haberse evitado. En 2015 el líder Shuar José Tendetza Antún fue asesinado luego de oponer la mina de cobre El Mirador, que también es de Ecuacorriente.

Solidaridad

La orden de disolver AE ha provocado fuertes respuestas tanto en ell interior del país como en ONGs a nivel  internacional.

La Coalición Mundial de Bosques, una coalición internacional conformada por 83 grupos principalmente de 53 países del Sur, dijo: “Repudiamos la violencia extractivista del gobierno ecuatoriano y expresamos nuestra solidaridad con la lucha del pueblo Shuar y con la defensa de los derechos humanos llevada a cabo por Acción Ecológica “.

Amazon Watch, con sede en los Estados Unidos, dijo: “La acción  representa una clara represalia contra los esfuerzos del grupo para  crear conciencia sobre las preocupaciones ambientales y  los derechos indígenas sobre una mega mina de cobre que había sido planeada”.

La autora récord en ventas, Naomi Klein, calificó de “vergonzoso” el cierre de AE, en un tweet que incluía el hashtag #SOSAccionEcologica.

Mientras tanto, la Confederación de Naciones Indígenas del Ecuador (CONAIE) y la Confederación de Naciones de la Amazonía Ecuatoriana han difundido una petición de Change.org,  pidiendo la desmilitarización del territorio indígena Shuar.

Asociación estratégica

La controversia en torno a AE ocurre justo un mes después de que el presidente chino Xi Jinping visitara Ecuador, antes de la realización de la cumbre APEC 2016 en Lima, Perú. Durante la visita, China y Ecuador acordaron mejorar su relación  a partir de una “Asociación Estratégica Integral”.

La medida fue acompañada por una declaración del presidente Xi en 2014 en la cual se establecía que la cooperación entre los dos países se guiaría por un “plan de cooperación inclusivo y sostenible”.

Ecuador posee una deuda con China que alcanza un total de US$ 15.000 millones. El presidente Rafael Correa ha cultivado una estrecha relación con Pekín desde que Ecuador quedó excluido de los mercados internacionales de capitales tras un incumplimiento de la deuda externa en el 2008.

 

No Comments

Post A Comment

Captcha: *