Qué tienen en común China y California: el Amazonas

El gobernador de California, Jerry Brown y el Presidente de China, Xi Jining (imagen: Aaron Berkovich / Gov. Brown Press Office / Twitter)

Qué tienen en común China y California: el Amazonas

En un momento en cual el presidente Trump está dirigiendo el país hacia una dirección equivocada sobre el cambio climático, movimientos audaces como el del Gobernador de California, Jerry Brown, para posicionar al estado a la vanguardia del clima, son bienvenidos. Su reciente viaje a China no es una excepción. Instó al país asumir el liderazgo climático a nivel global y pidió su ayuda para hacer más verde la economía de California.

Pero antes de convertir a California en un socio entusiasta de China en la acción climática, Brown debe abordar el significativo impacto climático de las inversiones extranjeras de China y de las contribuciones de California a dichos impactos.

Esto se debe a que el financiamiento chino en la infraestructura de combustibles fósiles en el Amazonas y las importaciones de California de gran parte de ese petróleo generan un triple impacto de carbono: la combustión del petróleo, las emisiones liberadas por la tala en selva tropical y la destrucción de mayor sumidero mundial de carbono.

La selva amazónica es una de las regiones con mayor diversidad biológica en el mundo. Es esencial preservarla para combatir el cambio climático. Sin embargo, hoy en día, Ecuador está abriendo un nuevo territorio amazónico indígena virgen a la perforación petrolera, financiado y propulsado por China. Y, aunque parezca contradictorio, gran parte del petróleo de Ecuador termina en California.

En los últimos años, los bancos de desarrollo chinos y las empresas estatales han invertido fuertemente en América Latina, incluso en Ecuador. Desde el 2010, el Banco de Desarrollo de China y el Banco de Exportación e Importación de China han otorgado US $ 15.200 millones en préstamos.

Muchos de estos préstamos deben ser pagados a través de la venta de petróleo o combustible de la empresa estatal ecuatoriana Petroecuador a la estatal PetroChina Internacional. Después del reciente colapso de los precios del crudo, Ecuador tiene ahora que perforar aún más petróleo para poder pagar su deuda. La inversión china está impulsando un nuevo y destructivo auge petrolero en las selvas amazónicas del Ecuador.

Sin embargo, en lugar de irse a China, aproximadamente el 60% del crudo amazónico de Ecuador llega a los Estados Unidos y más de la mitad a California. Se procesa en las refinerías de California y se vende en todo el estado, como reveló Amazon Watch en un estudio de 2016.

California ocupa el tercer lugar a nivel nacional en su capacidad de refinación y, en 2016, alrededor del 10% de su stock de combustible provino de la Amazonia Occidental. De hecho, Ecuador ocupa el segundo lugar después de Arabia Saudita en el suministro de crudo a estas refinerías.

Los impactos de la perforación en la selva amazónica son graves, tanto para su biodiversidad de renombre mundial – las áreas de la Amazonía de Ecuador cuentan con algunas de las tasas más altas de diversidad de especies y endemismo en el mundo – como para sus pueblos indígenas, muchos de los cuales han rechazado los polémicos planes de perforación en sus tierras.

Estos bosques y personas ya sufrieron el mayor desastre ambiental del mundo en la historia debido a las anteriores perforaciones de petróleo por parte de empresas como Texaco (ahora Chevron) y las compañías petroleras estatales. Si Brown y China realmente quieren prevenir una catástrofe climática no pueden ignorar los riesgos que enfrentan tanto la selva amazónica como sus protectores indígenas.

Mientras la actual administración de los Estados Unidos no brinde liderazgo sobre el tema del clima, es importante que California busque en otros lugares socios dispuestos y capaces. Sin embargo, el estado debe evaluar los impactos climáticos de sus propias cadenas de suministro y asegurar que sus socios, de hecho, mantengan un compromiso con el liderazgo climático global.

Con tanto crudo de Amazonas llegando a California, estimulado por las inversiones chinas, Brown tiene una oportunidad increíble para contribuir en la protección de la selva amazónica y triplicar la reducción del impacto climático de California. Puede actuar para terminar con el crudo del Amazonas. Esperamos que pueda  aprovechar esta oportunidad.

Este artículo fue publicado originalmente en The Mercury News y se publica aquí con su correspondiente permiso

No Comments

Post A Comment

Captcha: *