Un desafío formidable para el nuevo ministro chino de Medioambiente

Chen Jining es un cientista que nunca a estado en el gobierno (Image by Baike)

Un desafío formidable para el nuevo ministro chino de Medioambiente

El ascenso del Presidente de la Universidad china más prestigiosa a ministro de gobierno fue inesperado. Es raro incorporar a un académico sin antecedentes gubernamentales. Pero, dada la vapuleada reputación de un ministerio ampliamente considerado un fracaso, la estrategia tiene sentido.

Algo inusual en un nombramiento, el de Chen Jining –presidente de la Universidad de Tsinghua como ministro de protección ambiental apenas mencionó a su predecesor, Zhou Shengxian, de 65 años de edad, quien ocupó el cargo durante una década.

Esta ruptura con las convenciones es menos sorprendente de lo que puede parecer inicialmente. Zhou fue el responsable de esa cartera durante notorios desastres ambientales, que se convirtieron en una creciente fuente de descontento popular e incomodidad para los líderes del Partido Comunista.

Crítica pública

Los cuadros del partido censuraron al Ministerio de Protección Ambiental (MPA) –a menudo llamado «parlamento de autorización de rutina» por los medios occidentales por su falta de controversia– en gran número durante la reunión anual de marzo de la Asamblea Popular Nacional de China (APNC) y en la sesión paralela de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPC). Ese tipo de censura pública es extremadamente rara.

Lo que es peor, tuvo lugar dos años seguidos. En marzo de 2013, en una votación sobre las designaciones al Comité de Protección Ambiental y de Recursos de la APNC hubo 850 votos en contra, 120 abstenciones y 1969 a favor. El resultado generó exclamaciones de asombro y el aplauso de los delegados.

En 2014, los delegados solicitaron que el MPA presentara anualmente un informe a la APNC y a la CCPPC, sobre el cual pudieran votar.

Estos eventos resaltaron tanto la profundidad de la crisis china por la contaminación como la voluntad del público para aceptar que los problemas medioambientales se encontraban en un punto de quiebre. Fue un disenso nunca antes visto, incluso en otras cuestiones que suscitaron el enojo público, como los precios de las viviendas, la atención sanitaria y la educación.

Reserva de talento

Después de estos sucesos, el cambio en el liderazgo del ministerio no resultó ninguna sorpresa ¿pero, por qué elegir a Chen Jining?

A pesar de su conocimiento profesional y técnico, puede tener sentido destacar una conexión personal. Chen Xi subdirector del influyente Departamento de Organización del Partido, que supervisa las designaciones, fue secretario del Partido en la Universidad de Tsinghua entre 2002 y 2009. También es un graduado de esa institución: estudió allí química, entre 1975 y 1979.

Xi Jinping también estudió química en Tsinghua durante ese mismo período de cinco años. Es posible que veamos el ascenso de más estrellas desde Tsinghua.

Dilema para los principales nombramientos

Chen solo tiene unas pocas semanas para prepararse antes de asumir su nueva función después de la reunión de marzo de la APNC. Enfrentará formidables desafíos, como el de encontrar la forma de traducir las prioridades de «crecimiento sostenible» de los líderes en mejoras reales para la atroz calidad del aire, el suelo y el agua chinos.

El exprofesor de Chen, Wang Zhansheng, de la Escuela de Ciencias Medioambientales e Ingeniería de Tsinghua, dijo al periódico de Pekín «The Paper» que espera que su exalumno pueda aglutinar a los distintos grupos de interés y sobrellevar la presión.

A pesar de sus antecedentes académicos, Chen tiene experiencia práctica en la resolución de una amplia gama de problemas ambientales, trabajando con ministerios gubernamentales y estimulando nuevas soluciones de negocios.

«Práctico y competente»

Wang Yong, uno de sus compañeros en el Imperial College de Londres, dijo que Chen «participó en muchos campos diferentes y evaluaciones estratégicas de impacto ambiental, que entiende al medio ambiente chino en su conjunto y que no es como muchos académicos, que se centran en una tecnología específica».

Chen puede estar mejor calificado que muchos académicos para conducir el MPA. A pesar de su falta de experiencia gubernamental, cuenta con sólidas redes profesionales y técnicas.

Es miembro de la Comisión Asesora Medioambiental de la Nación, vicepresidente del Comité de Ciencia y Tecnología del MPA y vicepresidente de la Sociedad China de Ciencias Medioambientales.

Qu Geping, el primer director de la agencia Estatal de Protección Medioambiental dice que Chen tiene muchas de las cualidades adecuadas para dirigir al MPA y lo describe como una persona «práctica y competente», que «considera los hechos», «no se embarca en discursos grandilocuentes que no dicen nada» y tiene «una actitud científica».

Aun así, su nombramiento conlleva riesgos. Chen es un recién llegado a la política con poca experiencia en cargos como funcionario más allá de Tsinghua, donde ejerció durante menos de tres años. En Tsinghua a menudo se lo veía en el campus parado junto a su bicicleta para conversar con otros profesores. Pero en el ministerio, la vida será menos acogedora.

Las batallas políticas serán cosa de todos los días en su nuevo empleo, donde debe mantener en equilibrio complejas redes de intereses y relaciones entre los gobiernos locales, otros ministerios y grandes empresas estatales.

China busca funcionarios intachables

Sin embargo, la falta de experiencia gubernamental de Chen podría ser una ventaja en medio de una cruzada anticorrupción sin precedentes desde la fundación de la República Popular.

Entre el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista en 2012 y fines del año pasado, 55 funcionarios en el nivel ministerial provincial fueron atrapados durante las medidas anticorrupción. En promedio, han sido investigados dos funcionarios por mes.

La principal preocupación de los líderes actuales es reconstruir esa estructura política, pero esta tarea se torna complicada cuando muchos candidatos potenciales están vinculados a funcionarios bajo sospecha. Esto crea un dilema para quienes se ocupan de las contrataciones y los despidos de alto nivel.

Durante las dos últimas décadas varios presidentes de universidades ascendieron a altos cargos. Zhou Ji era presidente de la Universidad de Huazhong de Ciencia y Tecnología cuando fue ascendido a ministro de Educación.

En una situación más inusual, incluso se ha elegido a dos ministros ajenos al Partido Comunista por sus sólidas habilidades tecnocráticas. Wan Gang, ministro de Ciencia y Tecnología, es expresidente de la Universidad de Tongji y ha trabajado para la automotriz alemana Audi. El delicado puesto de ministro de salud es detentado por Chen Zhu, un hematólogo y científico dedicado a las células madre de renombre internacional.

Chen asume este nuevo puesto en medio de enormes desafíos, mientras China procura hacer frente a una crisis medioambiental a gran escala.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.