¿Podrá la nueva ley china de contaminación del suelo revertir décadas de daño?

Ha sido aclamada como un "avance", pero será una ley compleja y costosa de implementar

Compartir

soil pollution china

imagen: landrovermena

Cuando en el 2016, los estudiantes de la nueva escuela de idiomas extranjeros de Changzhou comenzaron a quejarse por dolores de cabeza y problemas de la piel, la contaminación local del suelo pronto se convertiría en uno de los escándalos más relevantes de China. Los estudiantes se enfermaron, cuando el esfuerzo por remediar el suelo contaminado por una fábrica de productos químicos se extendió aún más lejos.

No hay una ley que regule la contaminación del suelo en China, pero una serie de casos de contaminación de alto perfil de la última década han impulsado al gobierno a actuar.

El 1 de enero entrará en vigor la Ley de Prevención y Control de la Contaminación del Suelo. Esta es una versión más sólida del plan de acción para la contaminación del suelo elaborado en el 2016. Incluye mayores detalles sobre cómo responsabilizar a los contaminadores del suelo y adopta un enfoque con una prioridad en la protección y que sea el responsable de la contaminación el encargado de pagar. Se necesitarán reglas adicionales sobre la implementación para que la ley sea efectiva, pero ha puesto en claro el enfoque del gobierno para el manejo del suelo y debería evitar otro escándalo como el de Changzhou.

Un problema invisible

A diferencia de la contaminación del agua y del aire, la contaminación del suelo es a menudo invisible y pueden pasar décadas desde que la contaminación ocurre hasta que el problema se vuelva visible, dice Chen Tongbin, director del Centro de Remediación Ambiental en el Instituto de Ciencias Geográficas y Recursos de la Investigación de la Academia China de Ciencias.

En el caso de Changzhou, la tierra había sido utilizada anteriormente por compañías dedicadas a la fabricación de productos químicos y fertilizantes. Cuando la contaminación fue detectada, las firmas originales habían sido reestructuradas y fusionadas con otras y, además, se habían trasladado a otros sitios, lo que hacía imposible identificar quién era el responsable.

La compañía a cargo de la remediación planeó remover el suelo contaminado y reemplazarlo. Sin embargo, el proceso de eliminación fue fallido ya que se liberaron químicos tóxicos atrapados en el suelo en forma de gases nocivos.

“La contaminación del suelo recibe escasa atención, pero produce frecuentes escándalos, ya que el suelo está estrechamente vinculado a la salud humana”, dice Zhang Boju, secretario general del grupo ambientalista Amigos de la Naturaleza.

La acumulación en la contaminación del suelo está relacionada con el rápido crecimiento económico de la minería intensiva y el uso de fertilizantes durante cuatro décadas.

Tienes que saber cuáles son los problemas antes de poder enfrentarlos

Tienes que saber cuáles son los problemas antes de poder enfrentarlos

En abril de 2014, el Ministerio de Protección Ambiental y el Ministerio de Tierras y Recursos publicaron de forma conjunta un estudio nacional de suelos. En este maco, se llegó a la conclusión de que el ambiente del suelo de China no era bueno, con una grave contaminación en algunas áreas, una calidad ambiental preocupante en las tierras cultivables y problemas específicos con la contaminación de los antiguos sitios industriales y mineros. Según la encuesta, el 16,1% de las muestras de suelo recolectadas en todo el país mostraron evidencia de contaminación.

El problema será complejo y costoso de tratar. El gobierno debe considerar cómo detener el empeoramiento de la calidad del suelo y abordar la contaminación oculta, extendida por vastas áreas. También debe aclarar la responsabilidad de su limpieza, decidir de dónde provendrá el dinero para hacerlo y qué tecnologías deben ser utilizadas.

Estos problemas fueron perfectamente ilustrados por la situación en Changzhou: los contaminadores originales habían avanzado, se utlizaron  técnicas de remediación inapropiadas y el informe de impacto ambiental fue profundamente defectuoso. La nueva ley del suelo debe resolver estos problemas para hacer una diferencia.

¿Quién es responsable?

“En el pasado, las personas que usaban la tierra tenían muy poca conciencia sobre la protección y remediación del suelo. Una vez que se había aceptado la evaluación de impacto ambiental de un proyecto, se podía estar tranquilo”, dice Ge Feng, un abogado ambientalista y director de legislación y defensa de políticas de Amigos de la Naturaleza

“No hay ninguna base sobre la cual asignar la responsabilidad por la contaminación que surge durante la producción y el desarrollo, y generalmente quien está utilizando la tierra puede contaminarla sin ninguna consecuencia”, agrega Ge.

La nueva ley debería modificar esto, ya que aclara la responsabilidad de la prevención y el manejo de la contaminación del suelo. La ley establece 13 tipos de agentes responsables, incluidos los edificios en demolición o instalaciones industriales; operadores y gerentes de balsas de residuos mineros; los productores, minoristas y usuarios de fertilizantes; empresas de remediación de suelos; propietarios de tierras y el gobierno local. Cada uno tiene sus propias responsabilidades legales. Si existe una disputa sobre quién es responsable dado un caso particular, la nueva ley permite que los departamentos gubernamentales locales pertinentes sean los que tomen una decisión.

De esta manera, se puede identificar a una parte responsable cuando el suelo está contaminado, y cuando se desarrolla un sitio, los riesgos potenciales de contaminación deben compartirse entre los reguladores y el desarrollador. La ley estipula que se debe obtener una evaluación del riesgo de contaminación antes de utilizar un sitio. Cuando la tierra está en uso las actividades contaminantes también deben reducirse al mínimo y la remediación no debe causar contaminación secundaria.

Gestión de riesgos

La nueva ley pone en primer lugar la prevención y la protección. Gao Shengda, editor ejecutivo de Remediación China, un sitio web sobre remediación ambiental, dice: “Si las fuentes de contaminación no se cierran, no es racional ni económico continuar ciegamente con la remediación, la producción o la construcción”.

La nueva ley también hace responsables a los gobiernos locales en la creación y continuidad de listas de contaminantes del suelo, de los reguladores claves de la contaminación del suelo y  de los riesgos de construcción y remediación en sitios específicos. Como dice Zhang: “Tienes que saber cuáles son los problemas antes de poder enfrentarlos”.

La nueva ley continúa con el método de categorización del plan de acción, con terrenos agrícolas y de construcción divididos en varios tipos, cada uno administrado de manera diferente, de acuerdo con el grado de contaminación y la naturaleza del uso del suelo. Las tierras no contaminadas y contaminadas se tratan de manera diferente, con medidas específicas para proteger, controlar o remediar, según corresponda.

Zhong Bin, jefe adjunto del departamento de suelos del ministerio de Ecología y Medio Ambiente (MEE), dijo en una entrevista con el sitio de noticias chino thepaper.cn que el suelo contaminado puede ser sellado, a diferencia del aire contaminado. Si los sitios contaminados no se pueden restaurar económicamente, se puede adoptar un enfoque de gestión de riesgos para prevenir la contaminación que afecta a la salud humana a través de productos agrícolas u otras rutas.

En julio, el MEE publicó normas para la gestión de los riesgos de contaminación en terrenos agrícolas y de construcción, en cooperación con la Administración Estatal para la Regulación del Mercado, que establece requisitos específicos para el monitoreo, uso y supervisión de estos sitios. Borradores de consulta de otras normas, incluidas las regulaciones para la gestión y remediación de tierras de cultivo contaminadas, están en circulación.

¿Un superfondo chino?

Pero no se contemplan fondos para limpiar tantos sitios contaminados: el gasto en la remediación de suelos en China representa menos del 1% del sector de protección ambiental en general. Aunque la nueva ley dejará en claro quién es responsable que deberá pagar la limpieza de la contaminación futura, hay muchos sitios existentes en los cuales no se puede determinar la responsabilidad.

Estos fondos se establecerán a nivel central y provincial, para hacer frente a la contaminación de las tierras y a los sitios agrícolas. Sin embargo, aunque el mecanismo del fondo está incluido en la ley, se necesita más trabajo para determinar cómo funcionaría, señala Gao.

En los Estados Unidos, que cuenta con una amplia experiencia en el manejo de sitios contaminados, se utiliza un “superfondo” para garantizar que se realice la remediación. Es financiado por el gobierno, a través de un impuesto a las empresas potencialmente contaminantes y multas impuestas a empresas o individuos que dañan el medio ambiente.

La nueva ley no dice de dónde provendrá el dinero para los fondos, sino que las normas para la administración del fondo serán elaboradas por el Consejo de Estado en cooperación con los ministerios y las autoridades que administran la protección ambiental, las cuestiones agrícolas y rurales y los recursos naturales., vivienda y construcción, y silvicultura.

Un fondo de este tipo sería una buena noticia para la remediación de las tierras agrícolas. Una investigación reciente de la Academia China de Ciencias exhibe que el 21% de los puntos analizados en las tierras de cultivo de cereales de China tenían niveles excesivos de metales pesados, un 5% clasificado como altamente contaminado, y por lo tanto no constituía un área clave de producción de grano libre de toda contaminación. La agricultura no genera suficiente dinero para cubrir los enormes costos para limpiar ese suelo, pero el fondo podría cubrir el déficit.

Señales de transparencia

En el pasado la falta de transparencia significó que el público chino haya permanecido inconsciente antes los graves y largos problemas de la contaminación del suelo. En 2005, el Ministerio de Protección Ambiental y el Ministerio de Tierras y Recursos comenzaron una encuesta nacional de ocho años sobre la contaminación del suelo -solo para que el MEP se niegue a divulgar los datos y la metodología utilizada, describiéndolos como “secretos de estado”. La encuesta costó mil millones de yuanes (USD $ 144 millones) y la falta de publicación de los datos ha sido criticada ferozmente.

La nueva ley verá la creación de un sistema para compartir información ambiental del suelo. Esto finalmente puede poner a disposición del público la información sobre la contaminación del suelo.

Solo la existencia de la ley es un gran avance

Las encuestas nacionales sobre la contaminación del suelo se convertirán en eventos regulares a medida que la nueva ley lo requiera al menos cada diez años.  Zhong Bin le dijo a thepaper.cn que los resultados de las encuestas se harían públicos. Pero también señaló que no se revelará la ubicación de los sitios de prueba específicos, para evitar la interferencia con la encuesta a través de la remediación específica del sitio.

Estos comentarios de un funcionario responsable de la contaminación del suelo indican que los esfuerzos de China para abordar el problema, conlleva enfrentar desafíos complejos. Pero Cao Zuonan, del Departamento de Geociencias de la Universidad de Tübingen en Alemania, dijo: “Solo la existencia de la ley es un gran avance. Es un nuevo comienzo para la prevención, control y remediación de la contaminación del suelo en China y vale la pena esperar “.