El comercio electrónico reconfigura la agricultura orgánica en China

Los pequeños agricultores chinos están vendiendo productos en línea, pero enfrentan dura competencia

Compartir

Ren Yingying y su marido Wen Zhiqiang (imagen: Love Village Farm)

Un grupo de cerdos negros pasean bajo los árboles en las tres hectáreas verdes de Love Village Farm, en las afueras de la ciudad de Chengde en la provincia de Hebei. Ren Yingying, de 28 años, toma unas cuantas fotos con su teléfono y las publica en WeChat para que sus seguidores en las redes sociales puedan ver cómo están los cerdos.

La granja tiene un puesto en un mercado de agricultores orgánicos que se lleva a cabo dos veces por semana en Beijing. También vende sus productos a través de una tienda llamada WeChat. Además de atender la granja, Ren y su esposo publican en WeChat todos los días, responden a pedidos y consultas, y organizan entregas.

La agricultura ecológica en China se está beneficiando del auge de las compras en línea. Love Village es una de las muchas granjas de pequeña escala que intentan utilizar el modelo directo al consumidor facilitado por Internet. Pero ¿es un modelo capaz de proporcionar ventas estables y una base de consumidores leales? ¿Y cómo es que las inversiones de las grandes compañías pueden modificar esta situación? Estas son las preguntas que están en la mente de los agricultores como Ren Yingying.

El movimiento orgánico comenzó oficialmente en China en el 2005 con las publicaciones del primer estándar para certificar productos como “orgánicos”. Un estudio realizado por el Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica, una organización suiza, descubrió que a fines de 2016 China tenía la tercera mayor cantidad de tierras agrícolas orgánicas del mundo, después de Australia y Argentina, mientras que el mercado de productos orgánicos estaba creciendo en el país en un 25% al año.

Si compro un tomate cuatro o cinco veces más caro de lo normal, quiero comprar algo que realmente sea saludable

El gobierno chino ha estado alentando la generación de un cambio, desde el aumento de los rendimientos a la mejora de la calidad, en respuesta a problemas como la contaminación del suelo, la pérdida de biodiversidad y la resistencia a los antibióticos. La agricultura orgánica está bien posicionada para formar parte de la solución, debido a sus estrictas limitaciones en cuanto a los fertilizantes, pesticidas y reguladores del crecimiento.

6,460

el número de comerciantes que se especializan en productos orgánicos que venden en el sitio web de compras Taobao

Los grandes sitios web de comercio electrónico están reaccionando a la oportunidad. En el 2005, la empresa de Jack Ma, en Taobao, superó a sus competidores para transformarse en el sitio web de compras más grande de China, y los alimentos fueron una de sus atracciones claves. El comercio electrónico representó un gasto de 800 mil millones de yuanes (USD $ 119 mil millones) en alimentos y otros productos agrícolas en el 2017, incluidos unos 139,13 mil millones de yuanes en productos frescos. Estas cifras registraron un crecimiento anual sostenido del 50%. En la actualidad hay más de 50,000 comerciantes que venden productos de granja en Taobao, y 6,460 de ellos se especializan en productos orgánicos.

Mientras tanto, la industria del delivery en China era la más grande del mundo a finales del 2016 ya que la red se expandió para llegar a la mayoría de las aldeas chinas. Para las personas con dinero, comprar productos orgánicos se ha vuelto tan fácil como hacer clic con el mouse.

Recuperando la confianza

Aunque las personas eligen lo orgánico ya que les preocupa la seguridad alimentaria, los vendedores de productos orgánicos auténticos están compitiendo con una gran cantidad de charlatanes.

En una encuesta realizada por China Youth Daily en el 2018, el 70% de los encuestados creyeron que los “alimentos orgánicos” podrían ser fácilmente falsificados. Estos temores no fueron infundados. Los informes de los medios de comunicación hallaron que en algunos lugares la certificación orgánica simplemente, podía comprarse. En septiembre de 2015, la Asociación de Consumidores de Tianjin descubrió que el 70% de las muestras de alimentos orgánicos estaban contaminadas con químicos agrícolas. Publicar certificados de estatus orgánico y resultados de evaluación de calidad en línea, no es suficiente para ganar la confianza de los consumidores.

“Resolver el problema de la confianza es clave para que más personas se alimenten de manera orgánica. Si compro un tomate cuatro o cinco veces más caro de lo normal, quiero comprar algo que realmente sea saludable”, dijo Chen Xiaoman a Chinadialogue, mientras compraba en 7Fresh, una filial de supermercados de alta tecnología de JD.com, en Yizhuang, Beijing.

Para abordar estas inquietudes, 7Fresh exhibe en la tienda sus certificados orgánicos, y los clientes pueden escanear un código de barras para ver la información, como por ejemplo la forma en la cual el producto fue sembrado y cosechado.

Mientras tanto, los pequeños agricultores están aprovechando la conexión personal de los mercados de agricultores y el amplio alcance de Internet: “Los mercados fuera de línea son muy importantes para nosotros, ya que la mayoría de nuestros clientes nos encuentran allí y luego se convierten en clientes en línea”, explicó, Ren Yingying. “Pero al mismo tiempo, también encontramos nuevos clientes en línea”.

Los cerditos corren por los árboles, respiran aire fresco, comen hierba del campo o alimentos libres de pesticidas y fertilizantes, y beben agua dulce de manantial

Ahora los enfoques en línea y fuera de línea son inseparables: los clientes del mercado de agricultores siguen las granjas en línea para ver cuáles son los nuevos productos que están disponibles, mientras que los clientes en línea traen amigos al mercado para ver qué es lo está a la venta.

Liu Wanlan, fundador del sitio de revisión de negocios pintu360.com, cree que para los agricultores orgánicos la oportunidad de resolver el problema de la confianza es la mayor ventaja del modelo directo al consumidor.

De la granja orgánica al comensal

Las personas pueden visitar Love Village Farm para ver cómo Ren Yingying y su esposo se aseguran de que sus productos sean orgánicos. Ella usa la cuenta de WeChat para mostrar cómo se cultivan los plantones, se trasplantan a los campos, se mantienen libres de plagas y luego se cosechan. El feed está lleno de fotos, videos y descripciones vívidas, que ayudan a los clientes a sentirse más cerca de la granja.

Como Ren les dice a sus seguidores: “Los cerditos corren por los árboles, respiran aire fresco, comen hierba del campo o alimentos libres de pesticidas y fertilizantes, y beben agua dulce de manantial”.

Además, hay un montón de promociones. Un mensaje fijado dice: “¡Carne del primer cerdo del año nuevo para ser sacrificada, a mitad de precio!”

La mensajería grupal en WeChat es otra herramienta popular utilizada por los agricultores orgánicos para vender sus productos y conectarse con los clientes. En un chat dirigido por Little Willow Farm, otra operación orgánica en el distrito Shunyi de Beijing, un empleado hace una lista de 50 productos que incluye verduras, nueces, huevos de pato y mermeladas. Estos productos estarán a la venta en un mercado de agricultores en Beijing el próximo martes.

“Aquí está la lista de productos disponibles, reserve lo antes posible si quiere llevarse alguno “.

Cinco minutos después, Liu Gang, propietario de Little Willow, recibió más de una docena de pedidos. Regularmente, él utiliza el grupo para publicar fotos de la granja y sus productos.

Mientras tanto, en el mercado, los viejos y nuevos clientes pueden ver los productos y preguntarle a Liu Gang sobre el proceso de producción.

organic farming china
Las verduras de hojas verdes llaman la atención en el mercado de agricultores del Beijing Shangri-la Hotel. (Imagen: Mercado de Agricultores Orgánicos de Beijing)

Liu Gang conduce a la tercera carretera de circunvalación de Pekín. Él mismo repartirá algunos de los pedidos y entregará otros a una empresa de mensajería. Él cuenta que comenzó la granja para realizar su sueño de ayudar a otros a comer alimentos más saludables. “No tiene sentido pensar que esto puede hacerte rico “, dice. Una vez que se pagan los salarios, el alquiler, el transporte y los servicios públicos, no queda mucho margen de ganancia. Pero espera expandirse en el futuro: “Si administramos varias granjas, podríamos confiar más en los mensajeros para hacer las entregas”.

Incluso, algunos agricultores se han convertido en celebridades en línea gracias a las aplicaciones de transmisión directa, como TikTok y Kuaishou. Algunos han conseguido decenas de miles de fanáticos mediante la transmisión de videos de cultivos y cosechas de frutas.

Expansión comercial

Los sitios de comercio electrónico están cambiando su modelo minorista de manera que sean capaces de competir con los agricultores orgánicos.

En 2016, Alibaba lanzó la venta de productos frescos. Al año siguiente, Tencent invirtió en su propia cadena de tiendas de comestibles. En los próximos cinco años, JD.com abrirá en toda China, 1,000 supermercados 7Fresh.

Estos gigantes de Internet simultáneamente desarrollan aplicaciones en línea y abren tiendas físicas. Los productos frescos que ellos con capaces de brindar pueden ser lo suficientemente buenos para algunos consumidores y, por supuesto, tienen más puntos de venta y recursos de comercialización que los de los pequeños agricultores.

“He consultado acerca de la venta en las grandes plataformas de comercio electrónico, pero es demasiado caro para que valga la pena”, dice Liu Gang. “No producimos mucho, y me preocupa que si trabajamos con esas plataformas perderíamos demasiado en nuestros productos para la pérdida en la cadena logística”.

Chang Tianle, fundador del Mercado de Agricultores Orgánicos de Beijing, está de acuerdo en que los pequeños agricultores orgánicos a menudo pierden en las grandes plataformas. Poco después de que los pequeños competidores comenzaron a inscribirse, las plataformas agregaron sus productos de producción masiva de grandes granjas. En ese punto dejaron de cooperar con los pequeños agricultores. Los clientes que comienzan a confiar en los sitios de comercio electrónico también tienen menores probabilidades de utilizar los canales de venta directa de los agricultores.

“Algunos agricultores piensan que una nueva plataforma significa nuevas ventas, pero pronto descubren que están aprovechándose de ellos”, explicó Chang Tianle.

Los grandes inversores no están contentos con la creación de plataformas de ventas. Están ansiosos por ingresar en el negocio de la agricultura en sí mismo. En 2010, Lenovo invirtió miles de millones de yuanes en el mercado de la agricultura orgánica. JD.com anunció recientemente que construirá una granja hidropónica, que produce verduras que son más baratas que las variedades orgánicas y que, además, no necesitan ser lavadas.

Cuando se le pregunta cómo se siente con respecto a estas granjas orgánicas lideradas por inversionistas, Jian Yi, fundador de Good Food Academy, dice que prefiere a los pequeños agricultores.

“La agricultura no es solo una industria, es una parte muy importante del sistema social. Los productos de una granja a pequeña escala apoyan a una familia y nos mantienen en contacto con la tierra”, asegura. “No solo se trata de ser orgánico, se trata de saber de dónde provienen nuestros alimentos, de ver los impactos de nuestro consumo, incluyendo los estilos de vida agrícolas sostenibles”.