Proyecto de puerto chino se frena en Uruguay

Problemas legales y cuestionamientos llevan a suspender el desarrollo del proyecto en Montevideo

Compartir

Una vista panorámica de Montevideo, Uruguay. Imagen: Fermín Koop

La iniciativa de la empresa china Shandong BaoMa de instalar un puerto para recibir a más de 500 barcos de bandera china en Montevideo se encuentra actualmente suspendida al enfrentar problemas legales y oposición de vecinos y organizaciones ambientales

El proyecto de US$200 millones contemplaba desarrollar una zona franca con puerto, astillero y planta para procesamiento, y congelado de pescado en un predio privado de 28 hectáreas en Punta Yeguas, un área mayormente rural y con un parque público.

Pero instalar el puerto ahí implicaba un cambio legal de la zona de rural a portuaria, lo que la empresa ya desestimó. Uruguay ofreció entonces instalar el puerto en un terreno cercano que es propiedad del estado, algo que la empresa está analizando.

“El proyecto inicial que teníamos en Punta Yeguas no se va a realizar. El área es considerada una zona rural por el municipio de Montevideo y no es apta para puertos. El gobierno nos ofreció otro puerto pero sin darnos especificaciones. Ha sido solo un ofrecimiento sin formalizar”, sostuvo Julio López, gerente de Shandong BaoMa, en declaraciones al diario El País de Uruguay.

500

la cantidad de barcos que podría recibir el puerto chino proyectado en Montevideo

Con sede en China, Shandong BaoMa tiene alrededor de 4000 empleados y se especializa en distintos rubros, la mayoría de ellos ligados al mar, tales como la pesca, la elaboración de harina de pescado y la gestión de terminales portuarias. Además, ha incursionado en infraestructura para explotaciones mineras.

Características y desafíos

La empresa china presentó el proyecto en diciembre de 2018 en Montevideo junto a representantes de la empresa uruguaya CSI Ingenieros, su socio local. El objetivo consistía en contar con un puerto privado para barcos de hasta 50.000 toneladas.

La elección de desarrollar el proyecto en Uruguay no fue casual.

Numerosos barcos internacionales, muchos ilegales y no registradas, regularmente visitan la costa de Uruguay en busca de las grandes poblaciones de calamar. El puerto de Montevideo es considerado el segundo mayor del mundo en recepción de pesca ilegal, de acuerdo con informes de Oceana y Oceanosanos

Además, desde su asunción en 2015, el presidente uruguayo Tabaré Vázquez ha buscado un mayor acercamiento a China, incluso deseando la firma de un tratado de libre comercio entre ambos países.

La poca información pública acerca del proyecto despertó la inquietud de vecinos de la zona y organizaciones ambientales, que alertaron sobre las consecuencias que tendría el puerto en términos sociales y ambientales y se reunieron con autoridades de gobierno.

“Nos manifestamos y rechazamos el puerto. Hubo una fuerte presión y a ello se sumó que era un período pre-electoral. El puerto no se hará en Punta Yeguas pero eso no significa que no se vaya a hacer en otro lugar”, afirmó Rodrigo García, fundador de la ONG Oceanosanos.

Lograr que la zona deje de ser considerada rural y pase a ser portuaria era el principal desafío a superar por Shandong BaoMa para avanzar con el proyecto. Ello requería hacer una presentación formal ante el gobierno uruguayo y que el pedido sea aprobado por la Legislatura local.

La empresa se encontró con varias dificultades en el cambio de zonificación, sumado a que los vecinos de la zona no aceptan el proyecto.

Sin embargo, el requerimiento legal no logró avanzar, a lo que se le sumó la presión de los vecinos y el próximo cambio de gobierno a fin de año. Eso llevó a que luego de no realizar declaraciones públicas, un representante de la empresa hablara con un medio local y descarte usar el terreno en Punta Yeguas.

“La empresa se encontró con varias dificultades en el cambio de zonificación, sumado a que los vecinos de la zona no aceptan el proyecto,” sostuvo Juan José Domínguez, vicepresidente de la Autoridad Nacional de Puertos de Uruguay (ANP).

Cambios en el proyecto

A pesar de no poder avanzar con el puerto en su propio predio, el desarrollo del proyecto de Shandong BaoMa todavía no está cancelado.

Uruguay le ofreció a la empresa otorgarle una concesión de 30 a 50 años para el uso de un área de la ANP en Punta Sayago, ubicado a tan sólo un kilómetro de Punta Yeguas. El predio, actualmente sin uso, tiene 180 hectáreas y ya cuenta con una infraestructura portuaria.

“Muchos proyectos se han querido instalar allí en el pasado pero no han avanzado. Es un lugar que tiene todo instalado para un gran proyecto portuario, a la empresa le favorecería. Ya están los caminos, el dragado de la zona e incluso hay una cámara frigorífica”, sostuvo José Martínez, vecino y trabajador portuario.

Sin embargo, no está claro todavía si la empresa estaría interesada, al todavía no haber contestado ante el ofrecimiento de la ANP.

Gabriel Otero, alcalde del Municipio A de Montevideo, zona en la que se ubica el nuevo predio, sostuvo que Shandong BaoMa sólo querría realizar el puerto de poder hacerlo en un terreno privado.

“Al no contestar, ellos dan a entender que Punta Sayago no les interesa. Queda sólo a un kilómetro de Punta Yeguas pero la zona no es el problema. Ellos quieren que el puerto esté en un terreno de su propiedad y en este caso sería una concesión. Así el proyecto no saldría,” sostuvo.