En búsqueda de los pepinos de mar en México

En este video exclusivo exploramos cómo la demanda china ha puesto en peligro al pepino de mar en la península de Yucatán

Compartir

Pepinos de mar Mexico

Los pepinos de mar limpian el fondo del océano, pero los pescadores han diezmado las poblaciones aprovechando la demanda china (imagen: Alamy)

Este año se prohibió la captura de pepinos de mar en la península de Yucatán. Este video explora cómo este fenómeno ha afectado a los pescadores locales y cuál será el futuro de esta criatura marina que se encuentra sobre-explotada.

La historia detrás de los pepinos de mar

La primera vez que me acerqué al problema del pepino de mar estaba haciendo una investigación sobre la vaquita marina, una especie de marsopa que está peligro de extinción en el Golfo de California. Los comerciantes chinos compran las vejigas del pez totoaba a precios exorbitantes y la vaquita muere al enredarse en las redes de pesca. Se estima que en este momento quedan menos de 20 vaquitas en la naturaleza.

Ahora, el pepino de mar en México se enfrenta a un destino parecido. Los comerciantes chinos y asiáticos compran el pepino a precios muy altos generando una sobre-pesca desmedida. Sin embargo, este animal que muy apreciado por su uso medicinal y gastronómico, no está recibiendo la misma atención mediática que la vaquita marina.

Inicialmente quise hacer un video que creara conciencia sobre el pepino de mar, que además cumple un papel crucial porque limpia el fondo del océano y lo oxigena, pero cuando intenté programar una visita a Yucatán para que coincidiera con la temporada de captura, un pescador me explicó que las autoridades locales habían decidido cerrar la temporada este año para permitir que las poblaciones se recuperaran. La situación era crítica.

Este fenómeno se convirtió en la historia: decidí que lo más importante era retratar cómo los pescadores de Yucatán se han visto afectados por la prohibición de la recolección de pepino de mar.

Descubrí que cuando la gente en Yucatán habla sobre el pepino de mar, se les iluminan los ojos. Este animal generó tanto dinero que los pescadores y la gente alrededor pudo invertir en sus casas o comprar mejores barcos. Pero esta fiebre también trajo mucha prostitución y alcohol. Rompió matrimonios y algunas personas incluso murieron buceando en la búsqueda del animal. Luego el pepino de mar, que alguna vez fue tan abundante que los pescadores cosechaban toneladas todos los días, se volvió tan escaso que ahora es difícil encontrarlo.

Alicia Poot, una bióloga que ha estado siguiendo de cerca los desarrollos, espera que los números se recuperen. Ella dice que muchas comunidades quieren encontrar formas más sostenibles de pesca, pero el buceo ilegal continúa y la corrupción interna en México estimula un mercado negro.

Lo que me ha quedado claro es que cuando los compradores chinos invierten enormes sumas de dinero para extraer recursos en áreas de bajos ingresos con poca regulación, se crea un comercio ilegal que perturba a las comunidades locales y a los ecosistemas naturales. Ahora, más que nunca, es importante que los periodistas, la sociedad civil y los gobiernos comprendan las implicaciones de esta pérdida de biodiversidad y puedan anticipar eventos similares causados por la demanda china.

 

Créditos de producción:

Dirigida y editada por Alejandra Cuéllar

Filmado por Antonia Colodro

Aviso de copyright

Este video se publica bajo la licencia Creative Commons Attribution Non-Commercial. Si desea compartirlo o utilizarlo, respete los términos de esta licencia.

Para obtener una copia gratuita, contáctenos: multimedia@chinadialogue.net

Un clipreel de las imágenes también está disponible bajo solicitud.