Ecuador lidera iniciativa mundial de camarones sostenibles

Ecuador introdujo el programa de camarones sostenible con miras a proveer camarones de alta calidad y trazabilidad al mercado chino

Compartir

Ecuador sustainable shrimp partnership

Vendedores de camarón en el mercado municipal de Guayaquil, Ecuador. El país está liderando un programa de trazabilidad llamado la Alianza Sustentable del Camarón (imagen: Alamy)

El año pasado Alibaba, la firma minorista en línea china, vendió 13,6 millones de camarones ecuatorianos en el horario de apertura del Día del Soltero, el mayor evento de compras en línea a nivel mundial.

El consumo de mariscos en China ha aumentado un 50% en la última década, mientras que se estima que la demanda de camarones se duplicó entre el 2005 y el 2015. Para satisfacer este crecimiento, China ha dependido cada vez más de las importaciones, particularmente después de un importante brote de enfermedades que ha diezmado los camarones domésticos entre el 2009 y el 2012.

Alrededor de la mitad de las importaciones de camarones de China provienen de Ecuador, que en los últimos años se ha posicionado como una fuente de camarones sostenible y de alta calidad, a pesar de que China impuso una prohibición por motivos de higiene durante una semana en septiembre a las importaciones de Omarsa, la segunda mayor compañía exportadora de camarones en Ecuador.

Además de una menor oferta interna, las importaciones también han sido impulsadas por la llamada "mejora del consumo" de China, que ha estimulado la demanda de productos alimenticios en el extranjero que son percibidos como más seguros y de mejor calidad.

¿Por qué China importa tantos camarones?

Precisar la cantidad de producción de camarones chinos es notoriamente difícil de determinar, debido a que las cifras oficiales a menudo son exageradas. Las estimaciones no oficiales oscilan entre las 600 y las 700,000 toneladas anuales, mientras que las agencias gubernamentales han reportado cifras de más de 2 millones de toneladas.

Sin embargo, todos concuerdan en que la oferta interna se redujo drásticamente entre el 2009 y el 2012 debido al síndrome de mortalidad temprana (EMS). Según Rabobank, citado en UCN, la producción china disminuyó de 1.2 millones de toneladas a solo 500,000 toneladas como resultado del EMS.

Con un parecido sorprendente con la actual epidemia de peste porcina africana, EMS fue reportada por primera vez en el sur de China en el 2009, antes de extenderse rápidamente a países vecinos como Vietnam, Malasia y Tailandia. Los agricultores de esos países informaron pérdidas en sus stocks de hasta el 90%.

La magnitud del brote de EMS en parte se explica por el sistema inmunitario relativamente débil de los camarones. El riesgo biológico también tiende a ser mayor en Asia debido a la prevalencia de métodos de cultivo intensivo y una gran cantidad de pequeños productores, asegura Aaron McNevin, Líder Global de Acuicultura del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

61%

de las exportaciones de camarón de Ecuador fueron a China el año pasado

"La gestión de los efluentes es un desafío particular, ya que los desechos descargados por algunas granjas en entornos costeros son reciclados y utilizados por otros productores de camarones, aumentando el riesgo de contagio", dice McNevin.

Además de EMS, la producción china también se ha visto limitada en los últimos años por regulaciones gubernamentales más estrictas para abordar la contaminación del agua. Una reglamentación fundamentada ante el hecho de que los desechos orgánicos, los productos químicos y los antibióticos de las granjas de camarones a menudo contaminan las aguas subterráneas y los estuarios costeros.

En China las preocupaciones ambientales y sanitarias se ven exacerbadas por el uso intensivo de antibióticos, para combatir enfermedades que son más propensas en el caso de la agricultura intensiva, y la prevalencia de granjas más pequeñas con enfoques menos sofisticados para el manejo de enfermedades.

El déficit resultante en la producción nacional de China, junto con un crecimiento incesante de la demanda, ha llevado a un aumento en las importaciones, que se espera que alcancen las 800,000 toneladas en el 2019, convirtiendo a China en el mayor importador de camarones del mundo, delante de los EE. UU.

¿Cuáles son los beneficios de la producción sostenible y trazable de camarones?

Desde enero a agosto de este año, Ecuador fue, con gran diferencia, el mayor proveedor de camarones de China, representando cerca del 50%, seguido por India (25%) y Vietnam (4%).

El reciente crecimiento ha sido impulsado en parte por la decisión del gobierno chino, en diciembre de 2017, de reducir los aranceles al camarón ecuatoriano del 5% al 2%, en un esfuerzo por mejorar la trazabilidad y reducir el contrabando ilegal a través de Vietnam.

Hoy en Ecuador tenemos granjas de camarón que no han usado antibióticos en 15 años

Las importaciones también han sido impulsadas por los esfuerzos de la industria camaronera ecuatoriana para construir una "marca" centrada en la calidad y seguridad del producto, a pesar de las recientes acusaciones del gobierno chino que generaron la suspensión de algunos de los mayores exportadores del país.

A diferencia de los agricultores asiáticos que típicamente almacenan entre 100 y 1,000 camarones por metro cuadrado en un estanque, los productores en Ecuador usan métodos de cultivo semi-intensivos con solo 10 a 15 camarones por metro cuadrado, reduciendo la probabilidad de brotes de enfermedades.

A su vez, un menor riesgo biológico significa que los productores ecuatorianos pueden evitar el uso de antibióticos que plantean riesgos para la salud de los consumidores y poseen un impacto negativo en el medio ambiente cuando son descargados en las aguas residuales.

"Hoy en Ecuador tenemos granjas de camarones que no han implementado el uso de antibióticos durante 15 años, sino que utilizan probióticos para cuidar a los animales", dijo José Antonio Camposano en una entrevista reciente.
Los productores ecuatorianos han promovido activamente una mayor sostenibilidad y prácticas de seguridad sanitaria como una ventaja competitiva sobre los productores asiáticos, que poseen costos de producción y transporte significativamente más bajos.

En marzo de 2018, siete de los productores de camarones más grandes de Ecuador lanzaron la Asociación de Camarones Sustentables (SSP), un programa de certificación que garantiza el cero uso de antibióticos, la trazabilidad absoluta y un impacto negativo cero en el medio ambiente (como se exhibe a través de una medida de calidad del agua).

Al explicar cuál fue la causa de la creación del programa, SSP afirma que "hasta ahora el sector del camarón de cultivo ha sido un mercado de commodities y ha recompensado a aquellos con los precios más bajos. En algunos casos, la caída de los precios ha significado el sacrificio de las prácticas agrícolas, lo que a menudo resulta en malas prácticas sociales, menor calidad del producto y un mayor uso de antibióticos debido al mayor riesgo de brotes de enfermedades ".

¿Cuáles son los nuevos estándares que se están estableciendo?

El SSP se une a una serie de iniciativas cuyo objetivo es mejorar los estándares de producción de carne y mariscos, al tiempo que aumenta la toma de conciencia del consumidor sobre posibles problemas ambientales y de salud.

También se encuentra el Consejo de Administración de Acuicultura (ASC) lanzado en el 2010 por WWF. Es una organización sin fines de lucro que administra un programa integral de certificación y etiquetado de acuicultura, basado en estrictas pautas ambientales, sanitarias y sociales.

El ASC ha creado estándares para 17 especies de mariscos que los agricultores, consumidores y empresas de todo el mundo utilizan como referencia. El SSP requiere que los productos cumplan con las especificaciones de camarones de ASC para ser certificados.

70%

de la producción global de salmón proviene de granjas que se han suscripto al programa de trazabilidad

Otro programa que sigue los estándares ASC es la Global Salmon Initiative (GSI), a partir de la cual se diseña el SSP. El GSI fue establecido en el 2013 con la participación de 14 de los mayores productores de salmón del mundo, representando el 70% de la producción mundial.

El último Informe de sostenibilidad de GSI, que rastrea los datos en un lapso seis años a través de 14 indicadores, destaca una serie de logros, incluida la reducción en el uso de productos químicos para tratar los piojos de mar y una disminución en los ingredientes marinos (como la harina y el aceite de pescado) utilizados para alimentar a los salmones.

Los defensores del SSP están apostando a que, de manera similar al salmón y otras proteínas de origen terrestre, como los huevos y la carne de res, los consumidores se tornarán cada vez más reflexivos y selectivos sobre la procedencia de los camarones y, por lo tanto, impulsarán la decisión de compra de los minoristas y restaurantes.

"Sabemos que los consumidores quieren productos de alta calidad producidos con los más altos estándares y sin el uso de antibióticos, y lo vemos como parte del rol de liderazgo de SSP para que la carrera hacia la cima comience aquí en Ecuador", dice Camposano.

El tiempo dirá si el SSP tiene éxito en su misión. "Aunque es un importante avance en la identificación de problemas importantes, el desafío con los estándares y las certificaciones es que tienden a basarse en la práctica, mientras que el enfoque debe estar en el seguimiento y el logro de resultados", dice McNevin.