¿México está ganando la guerra comercial entre China y Estados Unidos?

Después de un aumento en las exportaciones, los expertos temen que México sienta los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China en los siguientes años

Compartir

Some Chinese factories are relocating to Mexico because of the US China trade war

Algunas compañías chinas se están reubicando para evitar aranceles impuestos a los productos durante la guerra comercial entre Estados Unidos y China (imagen: Alamy)

El año pasado la compañía de plásticos Fuling Global Inc. anunció sus planes de trasladar sus operaciones de China a México, invirtiendo US $ 2 millones en una nueva instalación en Monterrey. La compañía comenzó a producir popotes de papel y vasos de papel para el mercado estadounidense en 2019.

"Las continuas tensiones comerciales entre Estados Unidos y China arrojan incertidumbres para nuestro negocio de exportación al mercado estadounidense, nuestro segmento más grande", advirtió Guilan Jiang, presidenta de Fuling Global, el año pasado en un comunicado de prensa. 

"La Fábrica de México ofrece ciertos beneficios atractivos para nosotros, incluido el arancel nulo en el comercio entre los Estados Unidos y México, así como los bajos costos de mano de obra y transporte".

Según las estadísticas de la ONU, México ha exportado bienes adicionales por 3.500 millones de dólares desde que comenzó la guerra comercial en el verano de 2018, principalmente en los sectores agroalimentario, de transporte y maquinaria eléctrica.

La Fábrica de México ofrece ciertos beneficios atractivos para nosotros

El 13 de diciembre, el presidente Trump confirmó que había alcanzado un acuerdo preliminar con China que, de firmarse, proporcionaría mayores protecciones a las compañías estadounidenses que operan en China. También reduciría algunos aranceles estadounidenses y cancelaría los planeados. Sin embargo, los economistas dicen que los problemas están lejos de terminar, ya que los aranceles se prolongarán durante años y continuarán generando incertidumbre y reduciendo la inversión, informó Bloomberg.

Los especialistas dicen que México ya había ganado terreno en exportaciones, pero un informe de la ONU atribuye específicamente este aumento a la guerra comercial e innumerables artículos han declarado a México un claro "ganador" de la disputa.

Hace dos años y con el aumento de los costos, las empresas estadounidenses que operan en China comenzaron a trasladarse al norte de México y, más recientemente, las empresas chinas también comenzaron a mudarse allí, dijo Adriana Eguia, ex CEO de la Corporación de Desarrollo Económico de Tijuana.

Una fuerza laboral amplia y de bajo costo, el acuerdo de libre comercio y la proximidad a los Estados Unidos hacen que las ciudades del norte de México sean atractivas para las pequeñas y medianas empresas.

Guerra comercial y México: ¿qué está pasando realmente?

En julio de 2018, la administración de Trump anunció un impuesto del 25% sobre más de 200 productos importados de China, incluidas piezas de aviones y automóviles, productos electrónicos, mariscos y dispositivos médicos. Otra ronda de alzas arancelarias en septiembre de 2019 agregó impuestos a la ropa, zapatos, pañales entre otros.

"Es muy difícil para una empresa ser competitiva si tiene que pagar un arancel del 25% para exportar a los Estados Unidos, por lo que es lógico que escojan mudarse a otro lugar", dijo Alessandro Nicito, economista de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Muchas empresas comenzaron a trasladar la producción fuera de China. “Si una empresa percibe que la tarifa es permanente, se mudará. Si piensan que es temporal, simplemente absorberán el costo de la tarifa", dijo Nicito.

Muchas compañías consideraron la decisión y trasladaron sus fábricas a países cercanos en el sudeste asiático como Vietnam, Taiwán y Corea. Otros eligieron a México debido a su proximidad a los EE. UU. Y a sus bajos aranceles.

Ha habido una disminución en la inversión en la industria manufacturera y esto ha sido un lastre para el crecimiento global para todos, incluido México.

"Esto está creando un espacio de oportunidades para los dueños de negocios mexicanos", dijo Xavier Rivas, vicepresidente de PIMSA, un grupo de desarrolladores industriales en los estados fronterizos del norte de México.

"Es una ventaja económica para el área porque habrá inversión, empleo y el mercado crecerá", agregó Victor H. Delgado, quien ha trabajado durante 35 años en la industria de exportación de Mexicali.

Esto está creando un espacio de oportunidades para los dueños de negocios mexicanos

Una vez que una compañía ha tomado la decisión de mudarse a México u otro país debido a los aranceles, es poco probable que revierta su decisión.

Los inconvenientes

Si se miran los números, México parecería ser el ganador de la guerra comercial. Pero los economistas advierten que el panorama general podría traer problemas para el país a largo plazo.

Las desiciones de Trump han generado incertidumbre en la economía global que podría compensar el ligero aumento de las exportaciones de México. El aumento de US $ 3.5 mil millones en exportaciones es menos del 1% de los US $ 450 mil millones exportados en 2018.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China es uno de los muchos ejemplos en los que Trump utiliza la política comercial como moneda de cambio para otras decisiones de política exterior. En junio de este año, amenazó con aumentar los aranceles para presionar a México a cooperar en la aplicación de la ley de inmigración.

"Esta lógica de usar la política comercial como arma para motivaciones no económicas son malas noticias", dijo el economista Otaviano Canuto, ex funcionario del Banco Mundial.

Este enfoque de la política comercial contribuye a la volatilidad en los mercados mundiales. La incertidumbre generalmente significa una disminución en las inversiones, particularmente en la manufactura, explicó Canuto.

"Ha habido una disminución en la inversión en la industria manufacturera y esto ha sido un lastre para el crecimiento global para todos, incluido México", dijo Canuto.

Algunos desconfían de las empresas chinas que se aprovechan de México.

"Tenemos que tener mucho cuidado con esto y ver que no usen a México solo como una plataforma para exportar a los Estados Unidos", dijo Rivas. "Estas fábricas deberían contribuir a las economías locales y contratar trabajadores locales para que México aproveche al máximo esto", agregó.

¿Que sigue?

México también enfrenta incertidumbre. El jueves, el congreso de los Estados Unidos aprobó el nuevo acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA), el reemplazo del TLCAN, que ahora debe ir al Senado, donde se espera que pase.

La USMCA mantiene muchas de las mismas cláusulas que el TLCAN, pero tiene leyes más estrictas sobre protección ambiental y laboral, lo que significa que México tendría que implementar salarios más altos para vender autos al mercado estadounidense.