Cinco conclusiones de la ONU para proteger la biodiversidad

Las negociaciones están avanzando para un nuevo marco del Convenio de Diversidad Biológica. ¿Podrán lograr un nuevo acuerdo por la naturaleza?

Compartir

Biodiversidad

Un basilisco verde juvenil en el Parque Nacional Tortuguero de Costa Rica. Nuevos objetivos globales para proteger la flora y la fauna del mundo serán superados en la COP15 en Kunming, China, a finales de este año (imagen Adrian hepworth / Alamy)

Catalogada por algunas personas como "la otra COP", las negociaciones de la ONU sobre los objetivos de la biodiversidad y un nuevo marco internacional para la restauración y conservación de la naturaleza (COP15) no han tenido el mismo perfil político o mediático que las acontecidas durante las conversaciones por el cambio climático.

Sin embargo, el tema de la pérdida de biodiversidad ha ganado terreno en los últimos diez meses, desde la publicación del histórico informe a cargo de los científicos sobre la Plataforma Intergubernamental de Ciencia-Política sobre Biodiversidad y Servicios de Ecosistemas, el cual declaró que un millón de especies se enfrentaban a la extinción.

También se ha revelado que las empresas son más dependientes de la naturaleza de lo que se pensaba antes, con aproximadamente US$44 mil millones de generación de valor económico, equivalente a la mitad del PIB mundial, moderada o altamente dependiente, según estableció el informe del Foro Económico Mundial y la consultora PwC.

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) publicó recientemente sus propuestas iniciales destinadas a este marco. Este "borrador cero" se discutirá en una serie de reuniones en el período previo al documento final de la Conferencia de las Partes (COP), que será organizada por China en Kunming del 15 al 28 de octubre. La primera de estas reuniones se realizará en Roma del 24 al 29 de febrero, tras haber sido reubicada desde Kunming con el fin de contribuir en su gestión ante el brote de coronavirus.

Diálogo Chino consultó a los expertos sobre las cinco acciones claves detrás de las propuestas que hoy están sobre la mesa

1. Las áreas protegidas por la naturaleza deben incrementarse

Los parques nacionales y otras áreas protegidas cubren el 15% de la tierra y el 10% de las aguas territoriales. Esto es ampliamente reconocido como insuficiente. El borrador cero propone que al menos el 60% de los sitios importantes estén protegidos para el 2030, cubriendo al menos el 30% de las áreas terrestres y marítimas, con al menos el 10% bajo un nivel de protección estricto.

Este incremento ha sido ampliamente acogido por científicos y activistas ambientales, para quienes esta medida ha constituido una gran demanda. “Creemos que este es un buen punto de partida. Pero no somos ingenuos, nuestra expectativa es que se desate una discusión política acalorada sobre este tema ", dijo Li Shuo, representante superior de política climática y energética de Greenpeace China.

El profesor Callum Roberts, biólogo de conservación marina de la Universidad de York, consideró que la política en torno a las áreas protegidas será complicada. “Aquí se pone en juego un delicado equilibrio. Si el texto es demasiado prescriptivo sobre las áreas protegidas, podrá asustará a algunos países. Es posible que no estén dispuestos a registrarse y no obtendremos el acuerdo necesario. Por otro lado, no quiero que no haya ningún target allí; es importante que seamos ambiciosos en este borrador”.

Para Brian O’Donnell, director de la Campaña por la Naturaleza, los objetivos son buenos, pero demasiado ambiguos. “Hay algunas preocupaciones sobre la redacción: solo el 10% estará en estricta protección. ¿Qué pasa con el resto? ¿Cómo se manejará de forma tal que se garantice la conservación?”, sostuvo.

2. La implementación debe mejorar significativamente

Matt Walpole, director senior de programas de conservación de Fauna y Flora Internacional, enfatiza que la ausencia de enfoque en la implementación es la razón central por la cual han fallado todos los intentos previos para detener la pérdida de biodiversidad.

A diferencia del Acuerdo de París, donde los gobiernos llevan sus compromisos a la acción para ser debatidos en las negociaciones, el CDB simplemente acuerda la redacción del marco, luego delega la acción detallada a los gobiernos para que se realicen los avances.

"En el punto en el que se acuerda el mecanismo, no hay compromiso de acción", dijo. "No nos lleva a los detalles de cómo hacemos los cambios, y eso debilita significativamente la convención".

Linda Krueger, asesora principal de políticas de The Nature Conservancy, aseguró que la implementación depende de la participación de la sociedad en su conjunto. “Los interlocutores apropiados no están comprometidos. Los ministros de energía, transporte e industria deben participar en la implementación del acuerdo. Probablemente ni siquiera se den cuenta de que esto está sucediendo”.

3. Es fundamental un impulso en las finanzas

Esta es otra papa caliente a nivel político para el CDB, aseguró Li. “La dinámica es similar a las conversaciones sobre el clima: los países en desarrollo buscan apoyo financiero de aquellos que están más desarrollados. En el CDB, son principalmente los países africanos los lo que lo solicitan", dijo.

Roberts afirmó que se necesita más dinero para la biodiversidad. "Necesitamos gastar mucho más en la protección de la biodiversidad en las próximas décadas si queremos acercarnos a lograr la meta en el borrador cero", dijo.

O'Donnell sostuvo que las finanzas deberían provenir de todos los sectores, incluidos los gobiernos, las empresas y desde la filantropía. Pero las discusiones sobre finanzas todavía no se han activado, informó. "Se ha prestado mucha más atención a la política, la ciencia y las discusiones basadas a nivel local. De esto depende el éxito o el fracaso: si los objetivos no se cumplen con un financiamiento mejorado, entonces no van a lograr su objetivo".

4. Los impulsores indirectos deben ser tenidos en cuenta

30%

de los esfuerzos de mitigación necesarios para cumplir con las metas del Acuerdo de París pueden ser cumplidas con soluciones basadas en la naturaleza

El borrador cero reconoce el rol del consumo insostenible en la pérdida de biodiversidad, y sostiene que "las personas en todas partes" deberían moderar el consumo y los estilos de vida para que los niveles sean sostenibles para el 2030. Pero la medida en la cual el marco aborda dichas problemáticas, que también incluyen a la población, el comercio y los sectores extractivos, serán un "gran debate", predijo Li.

“Algunos de ellos no se reflejan necesariamente en el borrador cero, pero puedo decirles que en las negociaciones esos temas se están discutiendo bastante. Los impulsores indirectos están un poco más allá del mandato del CDB, pero al mismo tiempo son los principales contribuyentes a la pérdida de biodiversidad ", dice Li.

5. El clima y la biodiversidad deben abordarse en conjunto

El borrador cero reconoce el rol de la naturaleza en la mitigación del cambio climático al proponer que las soluciones basadas en la naturaleza, como el secuestro de carbono en suelos, árboles y océanos, proporcionan alrededor del 30% del esfuerzo necesario para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. O'Donnell agradeció esta medida y agregó que tal coordinación de los dos objetivos había estado ausente en el pasado.

Roberts también estuvo satisfecho con esta incorporación y reconoció que ambos desafíos deben abordarse de forma conjunta para que ambos tengan éxito.

“A menos que avancemos mucho más en nuestra ambición climática, no vamos a frenar la pérdida de biodiversidad, y a menos que aumentemos mucho más la cobertura de áreas protegidas, no vamos a implementar soluciones basadas en la naturaleza para la mitigación climática en un nivel suficientemente capaz de hacerlo a gran escala para hacer alguna diferencia en lo absoluto,” sostuvo.

A medida que estos problemas se desarrollan en el período previo a octubre, muchos analistas creen que China se encuentra en una posición ideal para albergar la COP de biodiversidad, porque ya está implementando su concepto de "civilización ecológica" a través de su estrategia ecológica de líneas rojas para equilibrar el crecimiento económico bajo la protección ecológica y ambiental.

"Están en una posición única para ser los líderes en encabezar la ruptura del enfoque histórico estrecho del CDB e introducir algunos de esos conceptos que son absolutamente necesarios si queremos lograr la transformación necesaria", dice Krueger.

Este artículo fue publicado originalmente por China Dialogue