Coronavirus retrasa un acuerdo global de subsidios a la pesca

La interrupción causada por la pandemia hace improbable que la OMC llegue a un acuerdo para poner fin a los subsidios pesqueros perjudiciales este año

Compartir

WTO fishing subsidies

Pesqueros chinos en Pohnpei, Micronesia (Imagen: Alamy)

Durante más de dos décadas, los 164 países miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) han intentado llegar a un acuerdo para eliminar los subsidios perjudiciales destinados a la pesca.

Alrededor de US$35 mil millones de fondos públicos fueron destinados para apoyar a la pesca mundial en el 2018, US$22 mil millones correspondientes a esos subsidios fueron clasificados como perjudiciales ya que aumentaron la capacidad de pesca, mayormente a través de exenciones de impuestos a los combustibles.

El plazo para alcanzar un acuerdo y terminar con estos subsidios, en conformidad con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, es este año. Pero cumplirlo será muy difícil, según los expertos.

La OMC ya canceló su Conferencia Ministerial, programada para junio en Kazajstán, y las negociaciones están detenidas hasta que se levanten las medidas para frenar la pandemia.

Keith Rockwell, portavoz de la OMC, dijo que la capacidad de muchas delegaciones con sede en Ginebra para establecer contactos con sus países de origen y otras delegaciones se ha "restringido" debido al brote, convirtiéndose hoy en una prioridad por sobre otros asuntos relacionados con la OMC.

El Embajador de Colombia, Santiago Wills, quien dirige las conversaciones sobre subsidios pesqueros en la OMC, aún no ha presentado un borrador consolidado del acuerdo. Ha tratado de mantener conversaciones en línea, pero eso ha resultado difícil para varias delegaciones nacionales, generando la ralentización el progreso.

En un seminario en línea realizado recientemente, organizado por la ONG Chatham House, Wills dijo que todavía tenía esperanzas de alcanzar a un acuerdo este año, pero "aún quedan muchos problemas por resolver", dijo. Aunque la coordinación entre los delegados "ha sido difícil" debido a la pandemia, confirmó que el compromiso de todas las delegaciones para llegar a un acuerdo sigue siendo fuerte.

Isabel Jarret, gerente del programa Pew Charitable Trusts destinado a reducir los subsidios pesqueros perjudiciales, dijo: “Los miembros tienen que ponerse a redactar el texto. Pero como las negociaciones no pueden llevarse a cabo personalmente y las negociaciones virtuales son difíciles, no tenemos un sentido claro del tiempo para el resto de las negociaciones."

Desafíos restantes

Para Enrique Sanjurjo, gerente sénior del océano en WWF México, los países habían avanzado en las negociaciones antes del brote de coronavirus. Ahora la situación parece sombría y descarta la posibilidad de un acuerdo para este año.

“Los países han llegado a un acuerdo sobre algunas áreas. Por ejemplo, ahora están de acuerdo en el hecho de que la pesca ilegal no debe ser subsidiada, ni tampoco la pesca de especies sobreexplotadas ", dijo. "Pero existe un desacuerdo sobre las definiciones, sobre lo que en realidad es la pesca ilegal o una especie sobreexplotada".

Más diferencias siguen existiendo sobre el impacto que la eliminación de los subsidios tendría sobre los pescadores artesanales o los de pequeña escala en los países en desarrollo. Ellos dependen de los pagos y las excepciones, razón por la cual India y otras naciones han estado presionando fuertemente por un trato especial y diferenciado.

$300

millones del paquete de estímulo de Estados Unidos por el coronavirus fue reservado para la pesca (US$)

Remi Parmentier, director de consultoría ambiental The Varda Group, sumó otra complicación a la lista. En medio de la pandemia, los países han estado proporcionando paquetes de ayuda o subsidios a la industria pesquera. Por ejemplo, los Estados Unidos reservaron US$300 millones de su cuenta de estímulo de los US$2.2 billones, solo para la pesca.

“Ahora hay un amplio debate sobre lo que deberían contener los paquetes de ayuda de la crisis del Covid-19. La discusión sobre los subsidios a la pesca forma parte de eso. Es una oportunidad para cambiar la mentalidad y los paradigmas ", dijo. "Muchos dicen que no debemos apoyar los subsidios a los combustibles fósiles y lo mismo puede decirse de la pesca".

Todas las propuestas de los países que hoy están sobre la mesa incluyen la prohibición de subsidios vinculados a la pesca no declarada y no reglamentada y a la explotación de las poblaciones que ya se encuentran sobreexplotadas. Sin embargo, varían según los métodos de implementación y los límites de la reforma.

China, que opera la flota pesquera más grande del mundo, presentó una propuesta el año pasado para limitar y reducir los subsidios con el tiempo. Jarret dijo que, si bien el país ha estado "tranquilo" en el marco de las negociaciones, el hecho de que haya presentado una propuesta muestra su "voluntad", destacando los cambios ya realizados a los subsidios para su flota nacional.

Las reglas de la OMC requieren que las decisiones sean tomadas por consenso. Para Jarret, todavía no hemos llegado a este punto. "Necesitamos un compromiso político de alto nivel por parte de todos los responsables en la toma de decisiones, ya que eso es lo que puede ayudar a cambiar algunas posiciones", dijo.

La Unión Europea, Japón, China, Estados Unidos y Rusia son los que más gastan en subsidios de pesca.
Como resultado de la expansión de las flotas pesqueras industriales a lo largo del tiempo, el 90% de las poblaciones de peces están totalmente explotadas, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

“Si no dejamos de lado nuestras diferencias en estas negociaciones, los barcos saldrán un día y descubrirán que ya no habrá ningún pez sobre el cual discutir. En realidad, eso ya sucedió en algunos lugares y continúa sucediendo hoy”, agregó Rockwell.