La energía geotérmica puede ayudar a Chile en su descarbonización

Chile busca aprovechar el potencial de la energía geotérmica, que podría generar 3.800MW y acelerar el proceso de descarbonización de su matriz energética

Compartir

Geothermal chile

La escuela Liceo Altos del Mackay en Chile es calefaccionada con energía geotérmica (imagen CEGA)

El gobierno chileno ya otorgó concesiones para nuevos proyectos de energía geotérmica en más de 43.000 hectáreas. Esto indica el enorme potencial del país para esta fuente de energía.

Algunos proyectos pequeños que incluyen, por ejemplo, una escuela y un invernadero, ya usan geotermia, pero los expertos apenas se están dando cuenta de las posibilidades para un despliegue más amplio de energía derivada de fuentes de calor natural en todo Chile.

La energía geotérmica es un tipo de energía renovable extraída del núcleo de la Tierra. Proviene del calor generado durante la formación original del planeta y la desintegración radiactiva de los materiales. Esta energía térmica se almacena en rocas y fluidos en el centro de la Tierra.

3,800MW

el potencial de la energía geotérmica en Chile

Chile tiene un potencial de 3.800 megavatios (MW) de energía geotérmica que se puede utilizar para calefacción, electricidad o incluso agricultura, pero por ahora todavía está en gran parte sin explotar. El país se encuentra en medio del "Anillo de Fuego", un conjunto de placas tectónicas en el Pacífico que experimentan la mayor actividad sísmica y volcánica del mundo.

Con acceso a estas fuentes en todo el país, la energía geotérmica podría generalizarse mucho más en los próximos años, en línea con el plan nacional de Chile para reducir los gases de efecto invernadero. El sector energético genera el 78% de las emisiones de gases de efecto invernadero del país. La mayoría proviene de plantas termoeléctricas de carbón.

El objetivo de Chile es lograr la neutralidad de carbono para 2050, en línea con el Acuerdo de París sobre Cambio Climático. Para ello, uno de sus principales objetivos es cerrar todas las plantas de generación de energía a base de carbón para el año 2040. Serán reemplazadas por nuevas fuentes de energía limpia.

Presos de la región austral de Aysén en un invernadero mantenido con energía geotérmica (imagen: CEGA)
Un invernadero mantenido con energía geotérmica en Chile (imagen: CEGA)

“La geotermia es un recurso energético constante ante las fluctuaciones climáticas y estacionales, por lo que sin duda existe una oportunidad de desarrollo, así como de otras fuentes renovables”, dijo Rubén Muñoz, titular de la unidad de geotermia del Ministerio de Energía de Chile

El aporte a la red de la energía procedente de plantas renovables no convencionales, como la solar, eólica, geotérmica o hidroeléctrica, alcanzó el 27,1% a finales de 2020.

Si bien el uso de la energía geotérmica en Chile se remonta a 1908, se considera una alternativa energética que aún requiere desarrollo y regulación. Con obstáculos del mercado y sin un marco legal para gobernar la geotermia, el Congreso ahora está avanzando con un proyecto de ley. Mientras tanto, el Ministerio de Energía busca desarrollar programas específicos para su uso.

Crecimiento geotérmico

El Centro de Educación y Trabajo Valle Verde (CET), ubicado en la región de Aysén, alberga a 23 presos cumpliendo condena en un espacio de mayor libertad que una prisión tradicional. Es uno de varios proyectos que involucran al Centro de Excelencia en Geotermia en los Andes de la Universidad de Chile (CEGA).

Valle Verde funciona desde hace 20 años y su propósito es brindar herramientas laborales y educativas para promover la reinserción social. Ofrece talleres de construcción y cuenta con once invernaderos.

Los invernaderos producen lechuga, acelga, cilantro, perejil, cebollino, rábanos y remolacha, que suelen venderse a algunos comercios, habitantes y productores locales. Las ganancias no son significativas, pero permiten a los usuarios generar un pequeño salario y mantener el lugar.

La temperatura en uno de los invernaderos se controla mediante energía geotérmica a partir de un proyecto del CEGA. El clima es duro en invierno, por lo que a medida que hace calor, la producción puede continuar, dijo Sofía Vargas, investigadora del proyecto.

El agua caliente se bombea desde las profundidades del subsuelo a través de un pozo a alta presión. Cuando el agua llega a la superficie, la presión disminuye, lo que hace que el agua se convierta en vapor. El vapor hace girar una turbina, que está conectada a un generador y produce electricidad.

“El suelo es una especie de batería. Las capas superiores de la tierra absorben el calor del sol. La riqueza que tiene el suelo es lo que se utiliza para bombas de calor”, explicó Vargas.

Leña por energía geotérmica

En 2019, vecinos de la misma región sugirieron usar energía geotérmica para calentar una escuela que dependía de leña. Luego de evaluar varias escuelas, CEGA seleccionó el Liceo Altos del Mackay en Coyhaique.

“En Coyhaique hay lluvia y nieve. En el calendario parece que el invierno dura tres meses, pero tenemos frío durante mucho tiempo ”, dijo Ernesto Poliche, subdirector de la escuela, quien ha vivido toda su vida en la zona.

Los primeros estudiantes suelen llegar a las 7:30 am, por lo que la calefacción es fundamental en esta parte fría del país. Trasladar la escuela a un sistema de calefacción geotérmica tomó un año y medio, tiempo durante el cual la escuela estuvo cerrada. Según Vargas, el cambio de leña por energía geotérmica resultó en una mejora en la vida de los niños y jóvenes de la escuela.

“Los estudiantes estaban aprendiendo en condiciones de pobreza energética”, dijo Vargas de CEGA, quien agregó que estar expuesto a la leña tradicional en un ambiente de aprendizaje puede disminuir la concentración y el rendimiento académico.

La escuela, que solía depender de la leña, ahora se basa principalmente en el uso de la energía geotérmica. Los alumnos ya no sufren la "pobreza energética" (imagen: )
La escuela, que solía depender de la leña, ahora se basa principalmente en el uso de la energía geotérmica. Los alumnos ya no sufren la "pobreza energética" (imagen: CEGA)

Hoy, la escuela se ha deshecho de la leña, que solía costar aproximadamente US $ 3.000 al año. Ahora, dependen de la energía geotérmica, que se encuentra entre las formas más baratas de generación renovable, con costos tan bajos como US$0.04 por kilovatio.

“Es muy difícil para los patagónicos sacar leña de nuestra casa, pero con la energía geotérmica las temperaturas son constantes. Once aulas tienen este sistema, casi el 80% de los estudiantes”, dijo Poliche.

Primera planta geotérmica de Chile

En Cerro Pabellón, que fue inaugurado en 2017, Chile tiene la primera planta geotérmica de Sudamérica. El proyecto de US$320 millones está ubicado a 4.000 metros sobre el nivel del mar y genera 48 gigavatios (GW) por año. La planta es propiedad de Geotérmica del Norte, que a su vez es propiedad de Enel Green Power Chile (subsidiaria del gigante energético italiano Enel) y Empresa Nacional del Petróleo (ENAP).

Sin embargo, el proyecto ha tenido varios problemas desde su inauguración. La Superintendencia del Ambiente (SMA), regulador nacional, presentó cargos contra Geotérmica del Norte en 2018 por 16 infracciones a la legislación ambiental. Estos incluyeron la alteración de 31 sitios del patrimonio arqueológico y el consumo de agua no autorizado.

La empresa a cargo de la planta, Geotérmica del Norte, presentó un programa de cumplimiento con medidas correctivas. Esto le permitió continuar con su plan de expansión, construyendo una nueva unidad de generación eléctrica que aumentará la capacidad instalada a 81GW.

Miguel Saldivia, abogado e investigador del Cambridge Center for Environment, Energy and Natural Resource Governance (C-EENRG), dice que esto demuestra que debe haber mejoras en las evaluaciones ambientales de los proyectos energéticos.

“Estos no son solo problemas relacionados con la energía geotérmica, sino con cualquier tipo de proyecto. La regulación chilena tiene que mejorar sus estándares ”, agregó.

Para Saldivia la geotermia es una fuente de energía con potencial, pero existen problemas en el marco legal, vacíos regulatorios y altos costos asociados que podrían constituir un obstáculo en su implementación.

"En cuanto a los impactos ambientales, hay un desafío pendiente", concluye.

La energía geotérmica y su futuro

Aunque Chile tiene una sola planta geotérmica, el gobierno ya otorgó concesiones para nuevos proyectos en más de 43.000 hectáreas. Los sitios están ubicados en las regiones de Antofagasta, Maule, O'Higgins, Biobío y Araucanía y han sido asignados a seis empresas.

La ley de concesiones de energía geotérmica establece ciertos parámetros para solicitar una concesión de energía. El gobierno otorga concesiones a través de solicitudes directas o mediante licitación pública. Sin embargo, no existe un marco legal para el uso directo de la energía geotérmica, como en el caso de la escuela o el invernadero.

Esto podría cambiar con un proyecto de ley actualmente en discusión en el Congreso. Aborda la necesidad de estándares de inspección más altos para la actividad geotérmica y la creación de un registro para proyectos de pequeña escala, junto con la regulación de seguridad para la actividad.

“El proyecto tiene como objetivo simplificar los requisitos para proyectos geotérmicos menores que hacen uso directo de la energía geotérmica y llevarlos hacia un régimen de registro simplificado, además de actualizar la ley de control y seguridad”, dijo Rubén Muñoz del Ministerio de Energía.

Estos cambios podrían convertir a Chile en el líder en América Latina en el uso de energía geotérmica, ayudando a descarbonizar su red energética.