Elecciones en Colombia: ¿cómo planean los candidatos presidenciales proteger el medioambiente?

Quedan pocas semanas para la primera vuelta electoral y los principales candidatos han articulado escasas propuestas para salvaguardar la biodiversidad y plantear alternativas energéticas

Compartir

Colombia elecciones Petro Márquez

El veterano izquierdista Gustavo Petro, que lidera las encuestas en las elecciones presidenciales de Colombia, nombró en marzo a la destacada activista medioambiental Francia Márquez como su compañera de fórmula (imagen: Alamy)

En solo un mes, Colombia irá a elecciones y elegirá a su próximo presidente, en medio de enormes desafíos en temas ambientales, que deberían ser prioridad en uno de los países más biodiversos del planeta. 

Colombia también experimentó movilizaciones sociales sin precedentes en 2021, provocadas por una propuesta de reforma fiscal, que evolucionaron hasta convertirse en peticiones de mayor protección para los líderes sociales y medioambientales. En la era posterior al acuerdo de paz, los habitantes de las zonas rurales se enfrentan cada vez más a la expansión de las actividades extractivas, y a la deforestación y ganadería.

Ocho son los candidatos a la presidencia de Colombia de cara a las elecciones del 29 de mayo. Si ninguno consigue la mayoría absoluta de los votos, los dos primeros irán a una segunda vuelta el 19 de junio. 

Según las últimas encuestas del Centro Nacional de Consultoría publicadas el 22 de abril, Gustavo Petro, el veterano izquierdista que lidera la coalición Pacto Histórico, y Federico Gutiérrez, un independiente que lidera la coalición de centro-derecha Equipo por Colombia, serían los elegidos para ir a un hipotética segunda vuelta, con un 38% y un 23,8% respectivamente. Les siguen Rodolfo Hernández (9,6%) y Sergio Fajardo (7,2%).

Los candidatos han ofrecido hasta ahora varias ideas para la agenda medioambiental, pero han dado "pocas propuestas estructuradas sobre cómo se llevarían a cabo", según Camilo Prieto, reconocido ambientalista y profesor de la Universidad Javeriana en Bogotá. Los desafíos clave, según Prieto, son “priorizar la biodiversidad, cambiar el enfoque militarista y luchar contra la ganadería extensiva, el principal motor de la deforestación de los bosques tropicales”. 

Con esa misma preocupación, Manuel Rodríguez Becerra, exministro de Medio Ambiente de César Gaviria, declaró a Diálogo Chino que “los dos únicos candidatos que tienen propuestas articuladas en esta línea y bien elaboradas son Petro y Fajardo”.  .

En vísperas de unas elecciones críticas para Colombia, analizamos las inclinaciones y propuestas medioambientales de los cuatro candidatos que encabezan las encuestas.

Gustavo Petro

Coalición Pacto Histórico 

Petro, líder del partido de izquierdas Colombia Humana y ex alcalde de Bogotá, ha hecho de la lucha contra el cambio climático uno de los pilares de sus propuestas de campaña. Propone suspender la exploración de petróleo, acelerar la transición energética e implantar una solución distinta para afrontar el crecimiento de la deforestación.

Andrés Felipe Páez, integrante del equipo programático del Pacto Histórico, la coalición de 20 partidos de izquierda y centro-izquierda que lidera las encuestas, dijo a Diálogo Chino que priorizarán “ordenar el territorio en torno a la protección del agua entendida como un derecho fundamental, fortalecer los sistemas de protección regional de los ecosistemas y el impulso de la transición energética”. 

Colombia president Ivan Duque
Lee más: Colombia apuesta al gas natural como energía de transición, con reservas sólo para siete años

En la lucha contra la deforestación, la propuesta apunta a mayores controles contra la ganadería extensiva. Páez explica que analizan la opción de restringir la comercialización de productos ganaderos provenientes de las crecientes zonas de deforestación. 

En el tema energético, Páez afirma que la apuesta es “hacia una sociedad movida por elementos naturales, sin extraerlos del suelo y pasar del extractivismo hacia otras energías”.

En este punto, Petro ha recibido críticas por su intención de terminar con la exploración petrolera sin mayor claridad sobre el cómo lo haría, en un país que depende en gran medida de su exportación. 

La importancia de la propuesta medioambiental de Gustavo Petro quedó evidenciada con la elección de su fórmula vicepresidencial, la ambientalista Francia Márquez, ganadora del Premio Goldman en el 2018, conocido como el Nobel del Medio Ambiente. Uno de sus lemas es “somos parte de la naturaleza, no dueños de ella”, y tiene entre sus principales luchas: los derechos de las mujeres, el cuidado de la vida y la justicia racial.

El conocimiento ancestral es reconocido como un activo para la conservación ambiental

Para Manuel Rodríguez Becerra, “las propuestas de Petro son acertadas y ambiciosas”. Recuerda que cuando fue alcalde de Bogotá (2012-2015) también presentó una propuesta estructurada en este sentido, pero no pudo implementarla en su totalidad. Petro fue destituido de su cargo e inhabilitado para ejercer cargos públicos durante 15 años por supuestas irregularidades en la reforma del sistema de recogida de residuos de la ciudad. A pesar de ello, pudo permanecer en el cargo gracias a las medidas cautelares otorgadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que finalmente falló a su favor en 2020, dejando sin efecto la inhabilitación.

La campaña de 2022 es la tercera candidatura de Petro a la presidencia, después de haber perdido en segunda vuelta en 2018 ante el actual mandatario Iván Duque, y de haber recibido apenas el 9% de los votos en las elecciones de 2010.

Federico Gutiérrez

Coalición Equipo por Colombia

Gutiérrez es el líder de una coalición de cinco partidos de centro-derecha y derecha. Es segundo en las encuestas y es visto como la continuidad de las políticas del actual gobierno. 

171,685

hectáreas fueron deforestadas en Colombia en 2020

En su propuesta de plan de gobierno promete impulsar alternativas como el hidrógeno verde y la economía circular a través de incentivos económicos. Del mismo modo, se enfocará en reducir la deforestación de más de 171.000 hectáreas en 2020, el último año completo del que se dispone de datos, a 54.000 al final de su mandato de cuatro años. Y propone Su plan también propone hacer más incursiones en el mercado global de Pago por Servicios Ambientales como opción para las comunidades indígenas y campesinas que trabajen en la restauración ecológica. 

Cuando se ha referido a la minería ilegal, ha sido firme en su erradicación, prometiendo el uso de las fuerzas militares para combatirla. Asimismo, coincide con el actual gobierno en que las redes criminales que se benefician del cultivo ilícito de la hoja de coca son las principales responsables de la deforestación. 

Sergio Fajardo

Coalición Centro Esperanza

Fajardo, que lidera una coalición de partidos progresistas de centro-izquierda, es considerado el candidato más verde en estas elecciones. Propone aumentar el uso de las energías renovables, restaurar un millón de hectáreas de bosque, actualizar el censo minero y basar el desarrollo del país en una economía ligada con cadenas de valor que conserven el patrimonio y la biodiversidad.  

El candidato, ex alcalde de Medellín que se presenta a su segunda elección presidencial, dijo a Diálogo Chino que Colombia es “el país más biodiverso del mundo por metro cuadrado y por esto, en nuestro programa de gobierno partimos de esta riqueza y planteamos múltiples estrategias para que nuestro modelo de desarrollo sea el de la bioeconomía, la biotecnología, el crecimiento y los empleos verdes, entre otros.”

Y agregó que espera contar con la participación de las comunidades indígenas en ese proceso: “se reconoce el conocimiento ancestral como un activo para la conservación ambiental”.  También propone trabajar en el Plan Nacional de Zonificación Ambiental, que servirá para ordenar el territorio y así orientar mejor la inversión pública y el desarrollo productivo, y aumentar el área de los programas de Pago por Servicios Ambientales (PSA) en 300.000 hectáreas adicionales. 

La fórmula vicepresidencial de Fajardo es Luis Gilberto Murillo, exministro de Medio Ambiente durante la presidencia de Juan Manuel Santos. En el foro medio ambiental de la Universidad Nacional, Murillo criticó el modelo minero en Colombia, identificándolo como “un esquema completamente extractivo donde la riqueza no se asienta en las regiones y destruye a las comunidades”.

Murillo también propuso fortalecer los mercados voluntarios de carbón, restringir el desarrollo ganadero, canalizar esas utilidades a las comunidades y cerrar la frontera agrícola, "según lo establecido en los acuerdos de paz" que se firmaron en 2016 y que pusieron fin a un conflicto civil de más de medio siglo.  

Rodolfo Hernández

Liga de Gobernantes Anticorrupción

Hernández, un independiente que lidera una "liga anticorrupción" centrista, es un conocido empresario de la construcción y ex alcalde de Bucaramanga. En uno de los debates televisivos dijo que buscará reunirse con empresarios exitosos que estén “comprometidos con el cambio climático y el calentamiento global”. 

Pretende diseñar “una política amigable con el medio ambiente”, en busca de más alternativas energéticas que “en el largo plazo elimine la dependencia de la industria extractiva fósil”, pero no ha especificado cómo lo hará, ni ha mostrado muchos planes en términos medioambientales. 

Promete sanciones más severas contra las personas que cometan delitos ecológicos, así como fortalecer a las autoridades ambientales, para que puedan ejercer sus funciones “con la autoridad y la seguridad que les permita efectivamente judicializar a los criminales de la minería y la deforestación”. 

En su pagina web incluye propuestas medioambientales, como fomentar las alternativas energéticas, tipificar en el código penal los delitos ambientales, ratificar los tratados internacionales como el protocolo de Nagoya y el Acuerdo de Escazú. Sin embargo, no menciona nada sobre su implementación. También sugiere “obligar a las multinacionales mineras a que trabajen en Colombia como hacen en sus países de origen”. Propone además brindar una renta básica a quienes trabajen en la protección de los bosques y pagar a pobladores locales por la producción de oxígeno.