Elizabeth Mrema: "Queda mucho por hacer para un acuerdo sobre biodiversidad”

Ante la proximidad de la COP15, la secretaria ejecutiva del Convenio sobre la Diversidad Biológica habla de los próximos pasos del nuevo acuerdo mundial sobre la biodiversidad

Compartir

elizabeth mrema hablando en la conferencia sobre los océanos de la onu

Elizabeth Mrema, secretaria ejecutiva del Convenio sobre la Diversidad Biológica de la ONU, en la Conferencia de la ONU sobre los Océanos, que se celebró del 27 de junio al 1 de julio en Lisboa (Imagen: IISD/ENB | Kiara Worth)

Tras dos años de aplazamientos y un cambio de formato, las conversaciones sobre biodiversidad de la COP15 del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) de la ONU tendrán lugar en Montreal (Canadá) el próximo mes de diciembre. Todavía queda mucho trabajo por hacer en los próximos meses, si los países quieren asegurar un nuevo acuerdo global sobre la protección de la biodiversidad en la próxima década.

En la reciente Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos, que tuvo lugar en Lisboa a principios de este mes, China Dialogue Ocean habló con Elizabeth Mrema, secretaria ejecutiva del CDB, sobre los progresos realizados hasta el momento, sobre la razón por la que las conversaciones se trasladaron de China a Canadá, y sobre lo que debe ocurrir en el período previo al evento.

Jessica Aldred y Fermin Koop entrevistando a Elizabeth Mrema en la Conferencia sobre los océanos de la ONU en Lisboa
(Imagen: Jessica Aldred / China Dialogue Ocean)

China Dialogue Ocean: ¿Cómo se relaciona el Convenio sobre la Diversidad Biológica con lo que ha ocurrido en la Conferencia de la ONU sobre los Océanos aquí en Lisboa?

Elizabeth Mrema: El océano no puede funcionar solo, sobre todo cuando buscamos soluciones. La biodiversidad es la base de la vida. Es alimento, aire, agua y fuente de almacenamiento de carbono. Se puede ver la conexión. Se está elaborando el marco global sobre biodiversidad posterior a 2020, que también abarcará la aplicación de la acción sobre los océanos, que atraviesa la mayoría de los objetivos. También será un marco para la aplicación del Acuerdo de París. Un error que cometemos muchos es pensar que ocuparse de los océanos significa ocuparse únicamente del ODS 14 [Objetivo de Desarrollo Sostenible 14, sobre la vida bajo el agua], pero tiene que lograrse en conexión con otros objetivos. Por sí solo, no tendrá éxito.

¿Qué se ha acordado hasta ahora en Lisboa que ayude a avanzar hacia un resultado más sólido del CDB?

En el marco del CDB se está debatiendo el aumento de las áreas marinas protegidas hasta el 30% [del océano mundial] para 2030. Aquí es donde entra el marco. Pero todavía está [no finalizado] en el borrador del texto. Todavía hay que trabajar un poco más para que sea plenamente aceptado, pero ya hay más de 100 países que han aceptado esta propuesta.

¿Podría explicar por qué la COP15 se ha trasladado a Montreal desde China y qué significa esto?

Nuestra COP debía celebrarse en China. Debido al Covid, la hemos pospuesto cuatro veces. Ahora, hemos llegado a un punto en el que las reuniones tienen lugar, pero 2022 ha sido un año difícil para China en términos de Covid. Los Estados miembros insistieron en que la COP debía celebrarse este año, pero nuestro anfitrión necesitaba más tiempo para evaluar la situación. Para China fue una decisión difícil dejarla pasar, ya que ha invertido mucho en los preparativos. Ha pasado dos años preparando la COP; Canadá tiene que preparar una COP en seis meses.

¿Cómo afecta el calendario a los planes, ahora que la COP del CDB tendrá lugar después de las conversaciones sobre el clima de la ONU en Egipto en noviembre?

Inicialmente queríamos que nuestra COP fuera antes que la del clima, pero no fue posible. Egipto presidió la COP14 del CDB antes de que China tomara el relevo para la COP15. La ministra [Yasmine Fouad, ministra de Medio Ambiente de Egipto y enviada a la COP27], que fue nuestra presidenta de la COP14, quiere ahora incorporar la biodiversidad a los debates de la COP sobre el clima. Tendremos un día entero -un día de la biodiversidad- para establecer las conexiones entre el clima y la biodiversidad. Eso nos dará una buena transición de hacer las conexiones a ponerlas en práctica con el marco en Montreal.

¿Cuáles son las expectativas actuales del acuerdo sobre biodiversidad?

Después de la reunión de Nairobi [una reunión del grupo de trabajo celebrada en junio], pensamos que tendríamos un texto bastante bueno y listo para la COP, ya que se suponía que era la última reunión. Pero aún no lo tenemos. Los avances son lentos, queda mucho por hacer y hay muchos corchetes [que indican que el texto aún no está terminado] en el borrador. Pero se han hecho algunos progresos. En Ginebra no se discutieron todos los objetivos. En Nairobi, se discutieron todos los objetivos, incluso los nuevos. Así que se avanzó en sólo una semana.

También se avanzó en un tema polémico: la información sobre la secuenciación digital de los recursos genéticos. Se avanzó en acordar una hoja de ruta para avanzar. Las partes tendrán que decidir en diciembre si la información sobre secuenciación digital formará parte del marco, o si estará separada.

Timur Suleimenov, presidente de la 12ª Conferencia Ministerial de la OMC, baja el martillo después de que las partes acordaran una prohibición histórica a las subvenciones pesqueras perjudiciales, en Ginebra
Lee más: La OMC llega a un acuerdo histórico para acabar con las subvenciones a la pesca

¿Cuáles son los puntos conflictivos?

Hay otras cuestiones controvertidas sobre la mesa, especialmente los medios de aplicación. El marco sólo puede ser ambicioso si hay recursos para su aplicación. Los países quieren tener la seguridad de que habrá recursos. Cuando hablamos de recursos, los países saben que se gastan millones en subvenciones perjudiciales. Podemos trasladar ese dinero y reorientarlo hacia subvenciones e incentivos positivos para la biodiversidad. Así se reducirá la brecha financiera que estamos contemplando. Eso está sobre la mesa.

La comunidad climática ha tomado la decisión de que las soluciones para el cambio climático están en la naturaleza y lo reconocemos: una gran parte de la mitigación del clima vendrá de la biodiversidad. Pero la comunidad de la biodiversidad no está necesariamente de acuerdo con eso. Nuestras decisiones anteriores y las COP han utilizado un enfoque bien establecido basado en los ecosistemas. La posibilidad de adoptar soluciones basadas en la naturaleza para la biodiversidad sigue estando entre paréntesis, aún no se ha acordado. Cuando se examinan las soluciones basadas en la naturaleza, no todas son positivas: tenemos que tener cuidado, ya que algunas pueden ser perjudiciales para la biodiversidad. Esta es la cautela.

¿Habrá otra reunión antes de la COP?

En Nairobi se decidió que habrá otra reunión. Justo tres días antes de la COP, los Estados miembros se reunirán de nuevo para dar a sus ministros una copia limpia, con suerte. Eso nos presionará, ya que tenemos que encontrar los recursos para esa reunión.

Esta entrevista se realizó en la reciente Conferencia de la ONU sobre los Océanos, celebrada en Lisboa del 27 de junio al 1 de julio, y se publicó originalmente en China Dialogue Ocean. Ha sido ligeramente editada.