Gobiernos de la Amazonia quieren más turistas chinos

Esfuerzo para traer turistas del otro lado del mundo viene con anuncio de exención de visa a chinos

Compartir

turismo Amazonia

Las autoridades en la Amazonia apuestan al interés de los turistas chinos por la biodiversidad local (imagen: Clovis Miranda)

Los gobiernos de la Amazonia brasileña están tratando de convencer a los chinos a cruzar el mundo para visitar la selva tropical más grande del mundo. En las últimas semanas, dos estados establecieron asociaciones estratégicas con una empresa de turismo china denominada HRH para impulsar la iniciativa.

El intento llega en un momento conveniente: el gobierno brasileño decidió exentar el visado a turistas y empresarios chinos que deseen visitar Brasil. El anuncio fue realizado durante la visita del presidente Jair Bolsonaro a China, a fines del mes pasado.

60,000

el número de turistas chinos que visitan Brasil al año

A partir de esta medida, el gobierno espera superar la cifra de 60 mil turistas chinos que visitan Brasil cada año, de los cuales sólo tres mil fueron al Amazonas, el mayor y más importante estado de la región amazónica.

Dado que la expectativa es que el número de turistas chinos que viajan por el mundo se duplique, alcanzando una cifra superior a los 300 millones de personas en los próximos años, se trata de una apuesta importante.

El ministro de turismo Marcelo Álvaro Antônio asistió a un congreso que se llevó a cabo en Macao, China, para promover al país. En su opinión, las áreas poseen potencial para realizar inversiones en parques temáticos, resorts e infraestructura para transportes, según informó el China Daily.

“China puede transformarse en nuestro mayor socio estratégico en el área de turismo”, declaró al periódico.

A pesar de que el ministro Álvaro Antônio no haya destacado al turismo ecológico en Macao, en el Amazonas, las autoridades apuestan al interés de los chinos por la biodiversidad local.

Turismo en la Amazonia

El intento de fortalecer el área de turismo en la Amazonia apunta directamente al corazón de uno de los mayores desafíos que enfrentan los 20 millones de habitantes de la porción brasileña: cómo promover desarrollo social y económico sin destruir el medio ambiente ni debilitar a los pueblos tradicionales.

turismo Amazonia
Se ha liberado los visas para instar turismo en la Amazonia (imagen: Clovis Miranda)

Pero los ambientalistas todavía observan los esfuerzos para ampliar el turismo en la selva con cautela. Adriana Ramos, coordinadora del programa de políticas públicas del Instituto Socio-ambiental, alerta sobre la falta de parámetros que regulen la expansión del turismo ecológico en la región. Faltan reglas claras que establezcan lo que la industria puede o no hacer en la selva.

En turismo, las cosas no se dan de un momento a otro, a pesar de esta exención de visa

“Hay que trabajar los parámetros para que este tipo de turismo sea más sostenible e inclusivo en la división de los beneficios”, afirma. “A menudo, las operadoras turísticas llevan los barcos hacia el interior de las áreas de uso exclusivo de la comunidad, pescan y se van, sin dejar ningún beneficio para la comunidad local.”

turismo Amazonia
Muchas veces el turismo en la Amazonia no trae ningún beneficio para la comunidad local (image: Clovis Miranda)

Según ella, los gobernantes deben mirar a las comunidades de la selva e invertir para que esos grupos estructuren itinerarios turísticos. “La industria probó que el turismo no se sostiene simplemente con un atractivo. Para fomentar un polo, hay que ofrecer diversos itinerarios.”

Desafíos estructurales

La selva tropical más grande del planeta es rica en atracciones turísticas. Se pueden visitar playas de arena blanca a la orilla de los ríos y el famoso encuentro de las aguas oscuras del Río Negro con las “barrentas” (aguas con barro) del Solimões. También son populares las caminatas en la selva para avistar pájaros tales como araras (guacamayos de colores) y mamíferos como el boto color rosa. 

turismo Amazonia
Mejorar la infraestructura para acomodar más turistas sigue siendo un desafío en la Amazonia (imagen: Clovia Miranda)

No obstante, aunque se hayan liberado las visas, todavía hay muchos obstáculos entre los chinos y la diversidad amazónica. Roselene Medeiros, presidente de la agencia de turismo del Amazonas, destaca que el estado ofrece hoteles en la selva, pesca deportiva y restaurantes de comidas típicas, pero mejorar la infraestructura sigue siendo un desafío, además de la cobertura de internet, la red aérea y los tipos de itinerarios que se ofrecen.

“No tenemos ningún vuelo que conecte el Amazonas ni a Europa, pero estamos conversando con compañías aéreas”, afirma.

16

el lugar de China en el ranking de nacionalidades que más visitan la Amazonia

Manaos, la ciudad más famosa de la selva amazónica, experimentó un boom de turistas chinos desde 2005 hasta 2015. Desde entonces, las cifras han venido cayendo de 17 mil turistas de 2015 a 3 mil del año pasado. Entre los turistas extranjeros, los chinos representan la decimosexta nacionalidad en orden de popularidad.

Para recuperar el campo perdido, y con la mira en el potencial del mercado chino, el gobierno estadual está traduciendo el material de prensa al mandarín y estableció una asociación estratégica con la empresa china HRN Information Technologies Company para fomentar viajes cuyo foco sea el turismo ecológico. El gobierno de Amapá también estableció una asociación estratégica con la empresa.

Hsia Hua Sheng, profesor de Finanzas de la Fundación Getulio Vargas, afirma que la exención de la visa de negocios para chinos potencialmente podría traer resultados más efectivos que la exención de la visa de turismo, cuyo costo no es alto en comparación con la de Estados Unidos o Europa.

“Una vez que se abra el mercado, varias empresas van a entrar. Pero para que un turista chino venga a Brasil en forma razonable, se necesitan unos 15 días, y es difícil que un chino se vaya de vacaciones por 15 días”, afirma Sheng. “Nadie viene a Brasil desde China a hacer turismo. Vienen a hacer negocios, a Sao Paulo y Río de Janeiro.”

No obstante, Medeiros, miembro del gobierno del Amazonas, sabe que se trata de un proceso largo. Por eso, todavía hay tiempo para que la región se adecue para aumentar el número de visitantes.

“En turismo, las cosas no se dan de un momento a otro, a pesar de esta exención de visa”, afirma Medeiros. “Eso de venir a Brasil no es algo que vaya a suceder mañana, y en especial a la Amazonia”.