Hay que valorar los servicios ecológicos, asegura reconocido economista chino

Liu Shijin, quien sugirió por primera vez que la economía china había llegado a una "nueva normalidad" de crecimiento más lento, está trabajando en sistemas para ayudar al desarrollo verde

Compartir

Economist Liu Shijin at world economic forum

El economista Liu Shijin, quien calculó por primera vez que la economía de China se había desacelerado a una "nueva normalidad" de 6-7% de crecimiento después de dos dígitos, habló con China Dialogue sobre el valor de los servicios ecológicos (imagen: World Economic Forum)

"Si uno mira más allá de la comprensión existente y observa el desarrollo verde como un enfoque superior capaz de competir con el modelo tradicional de industrialización, entonces cambia enormemente su importancia para el crecimiento económico ". Esta es la opinión del economista chino Liu Shijin, quien conversó con Diálogo Chino en un seminario realizado recientemente en el marco del 14º Plan Quinquenal: el plan más importante de China para las políticas de desarrollo.

Liu es un empleado histórico del Centro de Investigación para el Desarrollo del Consejo de Estado, un organismo de investigación de políticas. Como vicepresidente del centro y destacado economista, Liu ayudó a redactar documentos de la reforma para la Tercera Sesión Plenaria del 18º Comité Central, que programa el desarrollo de China a largo plazo.

También fue uno de los primeros en sugerir que la economía de China había alcanzado una "nueva normalidad", una tasa de crecimiento más lenta después haberse posicionado durante más de 20 años en los dos dígitos. Argumentó que, en lugar de combatirlo, esto debería aceptarse como parte de la política económica.

Más recientemente, Liu ha argumentado que la demanda de propiedades, infraestructura, acero y carbón de China ya ha alcanzado su punto máximo, y que las políticas de estímulo macroeconómico no solo tendrán dificultades para cambiar las tasas de crecimiento subyacentes, sino que también correrán el riesgo de provocar un declive económico. Actualmente, está trabajando en la economía del desarrollo verde en el marco del 14º Plan Quinquenal.

Diálogo Chino [DC]: ¿Qué mecanismos deben existir para que se produzca el "desarrollo verde"?

Liu Shijin [LS]: Además de mantener un crecimiento relativamente fuerte, China necesita considerar cómo enfatizará la sostenibilidad y la inclusión durante la próxima transición social y económica.

¿Cómo los equilibramos? Resolverlo implica una cuestión fundamental: la contabilidad. Solo podemos realizar el desarrollo ecológico si podemos hacer las sumas correctamente. Si no podemos realizarlo, cualquier equilibrio seguirá siendo teórico.

Tenemos formas bien establecidas para contabilizar el capital material y humano. Pero actualmente no hay una buena solución para calcular el valor de los servicios ecológicos.

Dirijo un equipo de investigación que está tratando de avanzar en este sentido. Hemos ideado un método de "contabilidad de unidades ecológicas", cuya idea básica es tomar prestadas unidades de energía solar, una idea desarrollada internacionalmente en los últimos años, para hacer una evaluación inicial del valor de los servicios ecológicos, transformando cuestiones ecológicas en asuntos económicos.

Si se resuelven las externalidades negativas [las consecuencias de los costos para otras partes] de la contaminación y las externalidades positivas de la protección del medio ambiente, se llegará a la conclusión que el desarrollo verde tiene sentido en muchos escenarios: es un modo de desarrollo más barato, más rentable y competitivo. Una contabilidad adecuada aclara los beneficios del desarrollo verde.

DC: Se han realizado muchas investigaciones a nivel internacional sobre el producto interno bruto verde (PIB verde) y los indicadores claves del rendimiento ecológico ¿Dónde están las fortalezas de la investigación china?

LS: Internacionalmente, se ha trabajado mucho en la contabilidad del PIB verde, pero todavía hay varios problemas importantes que siguen pendientes. El más importante es la alineación de las unidades de medida.

Elegimos unidades de energía solar como nuestra unidad de medida. El sol es el proveedor final de los servicios del ecosistema que impulsa la energía, mediado por una gama de sistemas complejos como la fotosíntesis de las plantas.

Además, las investigaciones anteriores a menudo progresaban más allá de los trabajos académicos, con cifras calculadas manualmente. No se desarrollaron herramientas para uso práctico. Nuestra investigación está desarrollando herramientas prácticas para calcular costos y beneficios durante el desarrollo ecológico.

340

Ciudades chinas han calculado el valor de sus servicios ecosistémicos

En una evaluación que publicamos recientemente, utilizamos nuestro método [contabilidad de unidades ecológicas] para calcular el valor total de los servicios de los ecosistemas, su valor por área y los cambios para 31 provincias y 340 ciudades en China entre el 2000 y el 2015. Estos datos son útiles para cuestiones tales como la evaluación desempeño de los funcionarios y su trabajo.

También hemos realizado innovaciones en la presentación de datos. China es un líder mundial en Internet, big data y tecnologías de inteligencia artificial, y nuestra metodología extrae automáticamente datos ambientales, como los niveles de contaminación atmosférica, de los sistemas de monitoreo ambiental cada hora y luego calcula "unidades ecológicas" que representan el valor de los servicios del ecosistema. Esos cálculos actualizados se presentan visualmente a través del software que hemos desarrollado.

DC: En el pasado, usted señaló que las limitaciones tanto a nivel de recursos como ambientales limitarán el crecimiento económico de China, refiriéndose en particular a la necesidad de límites en las emisiones de carbono. ¿Cree habrá objetivos de carbono más estrictos durante el 14º Plan Quinquenal?

LS: Responder al cambio climático es una estrategia a nivel nacional. Se han asumido compromisos, especialmente el pico de emisiones de carbono, y se han establecido objetivos de emisiones de carbono a largo plazo. En el marco de la situación actual, China podrá cumplir su compromiso de alcanzar el pico de carbono antes del 2030.

Pero al mismo tiempo, China necesita promover el crecimiento económico. La comparación de costos y beneficios es una parte clave de ese proceso de equilibrio, y esto se reduce a la contabilidad.

Para las empresas de energía, los objetivos de intensidad de carbono son muy importantes, ya que requieren que aumenten la eficiencia del carbono.

Además, los proveedores de energía realizarán ajustes en respuesta a los desarrollos económicos y sociales, así como a los cambios en los objetivos de las políticas y las limitaciones en el desarrollo de la energía. No necesariamente irán a perdida. Si modifican la composición de sus fuentes de energía, podrían beneficiarse del desarrollo de nueva energía.

DC: ¿Cómo observa la relación entre la transición energética y la seguridad energética?

LS: Actualmente, nadie habla de usar más carbón o reducir la dependencia de las importaciones de petróleo y gas, por el bien de la seguridad energética. Incluso si el decimocuarto período del Plan Quinquenal registra cambios en el entorno internacional y obstáculos a la globalización que aumentan nuestras preocupaciones de seguridad energética, en general no cambiará nuestra intención de utilizar fuentes de energía tanto nacionales como internacionales.

Además, la transición energética no entra en conflicto con la seguridad energética. De hecho, puede contribuir. Por ejemplo, una preocupación actual sobre la seguridad energética es la escala de nuestras importaciones de petróleo. Gran parte de este aceite se utiliza para el transporte. Si más vehículos pueden ser alimentados a través de electricidad o hidrógeno, y ser abastecidos por fuentes renovables como la solar y la eólica, podremos reducir nuestra dependencia de las importaciones de petróleo. Entonces, en muchos casos, la transición energética y la seguridad energética pueden reforzarse mutuamente, en lugar de oponerse.

Este artículo fue publicado originalmente por China Dialogue