Uruguay apuesta a un acuerdo con China por fuera del Mercosur

Ambos gobiernos realizarán un estudio de factibilidad para evaluar la firma de un Tratado de Libre Comercio, a pesar de las reglas del Mercosur que prohíben acuerdos bilaterales

Compartir

Uruguai China Lacalle Pou tratado bilateral comércio Mercosul Brasil

El presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou informó en conferencia de prensa la decisión de avanzar a un TLC con China (imagen Presidencia Uruguay)

Con el anuncio de un estudio de factibilidad, Uruguay y China dieron el primer paso para lo que podría ser un futuro Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países, algo que actualmente no está permitido por las reglas del Mercosur - el bloque comercial que integra Uruguay junto con Argentina, Brasil y Paraguay.

El presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou informó en conferencia de prensa que China aceptó formalmente avanzar en la negociación de un TLC con Uruguay, algo que hasta ahora no había ocurrido. El próximo paso será la realización de un estudio sobre las implicancias del acuerdo, que estaría listo antes de fin de año. 

"Este gobierno ha manifestado su intención de avanzar hacia el mundo con todos los socios del Mercosur, pero al mismo tiempo y se ha hecho explícitamente, de no ser posible avanzar en conjunto, Uruguay lo iba a intentar hacer", resaltó Lacalle Pou. “Primero se hará un estudio de factibilidad”. 

El Mercosur celebró en marzo los 30 años desde su creación con una cumbre entre los presidentes de los países miembros, los cuales evidenciaron sus diferencias. Lacalle Pou dijo que el Mercosur no debía ser “una carga” para el comercio regional y pidió flexibilizar las reglas del bloque, algo que Argentina rechazó. 

Los acuerdos comerciales individuales de los miembros del Mercosur actualmente no están permitidos y cambiarlo significaría transformar el bloque de una unión aduanera a una zona de libre comercio. Uruguay y Brasil han impulsado ese cambio en los últimos años, pero sin llegar a un consenso con el resto de los miembros.

“Uruguay da este paso porque cuenta con el apoyo de Brasil y porque China se da cuenta que no puede seguir esperando a encontrar un consenso con el resto del Mercosur”, sostuvo Ignacio Bartesaghi, experto en comercio exterior de Uruguay. “Lacalle Pou buscó hacer el acuerdo vía el Mercosur pero el proteccionismo de Argentina lo impide”. 

Una relación cercana

El deseo de Uruguay de firmar un TLC con China se enmarca en un buen momento en la relación entre ambos países, que ya cuentan con un acuerdo de asociación estratégica desde 2016. Además, Uruguay fue el primer país del Mercosur en adherir a la iniciativa china de la Franja y la Ruta, a la que todavía no adhirieron Argentina y Brasil. 

Uruguay da este paso porque cuenta con el apoyo de Brasil y porque China se da cuenta que no puede seguir esperando a encontrar un consenso con el resto del Mercosur

China es el principal socio comercial de Uruguay, que exporta principalmente carne al país asiático - por un total de US$ 351,4 millones en el segundo trimestre de 2021, de acuerdo a estadísticas oficiales. Del otro lado, las principales importaciones de Uruguay de China son manufacaturas, productos químicos y vehículos. 

“Uruguay está implementando una estrategia internacional de posicionarse como un proveedor de alimentos de calidad. El problema es que el Mercosur no tiene consenso en su estrategia internacional, con diferentes visiones en el bloque”, afirmó Marcelo Elizondo, especialista en comercio exterior de Argentina. 

Uno de los primeros impactos que tendría la firma de un TLC es la reducción de aranceles, los cuales hoy llegan hasta el 35% para las exportaciones desde el Mercosur. Esto implica un abaratamiento de los productos exportados desde Uruguay, que los podría hacer más competitivos en el mercado chino. 

El Instituto Nacional de Carnes de Uruguay (INAC) estima que Uruguay pagará US$150 millones este año de aranceles a China por las exportaciones del sector. Además de ahorrar ese dinero, un TLC con China permitiría incrementar la producción de carne bovina, aviar y porcina, sostiene el INAC en su informe

La firma del acuerdo comercial también permitiría generar nuevas corrientes de exportación para Uruguay, sostiene Bartesagi en una investigación sobre los efectos del TLC. Tal fue el caso de Perú, Chile y Costa Rica, que ya han firmado un acuerdo con China y han incorporado nuevos productos de exportación. 

“Uruguay y China son economías complementarias, por lo que un TLC se podría negociar en menos de un año. Todos los estudios muestran que nos beneficiaríamos por el acuerdo. Nos ahorramos el dinero de los aranceles y podemos exportar otros productos. China sabe que Uruguay es un productor de alimentos confiable”, sostuvo Bartesaghi. 

Sin embargo, no todos están del todo convencidos. Marcelo Abdala, el secretario general del Pit-Cnt, el principal gremio de Uruguay, pidió revisar la idea ya que los TLC suelen ser” beneficiosas para la exportación de materias primas pero letales para los sectores con mayor valor agregado, como la industria manufacturera”.

El futuro del Mercosur

El ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Euclides Acevedo, dijo que observan “con inquietud esta decisión", y aseguró que el país sigue sosteniendo las reglas del Mercosur. Mientras que el ministro de Desarrollo Productivo de Argentina Matías Kulfas dijo que en el Mercosur “se negocia en bloque y no individualmente”. 

Por otro lado, el secretario de Comercio Exterior de Brasil Paulo Guedes apoyó la decisión de Uruguay. “Está en línea con la necesidad de modernizar el Mercosur, con mayor flexibilidad negociadora para los países miembros. Es un ejemplo de la realidad que se impone, dada la pérdida de dinamismo del bloque”, sostuvo Guedes. 

Uruguay reconoce que tiene "apuro" y "ansiedad" por concretar el acuerdo comercial, ya que sabe que la ventana de oportunidad permanecerá abierta en la medida que el Brasil de Jair Bolsonaro mantenga la presidencia pro temporé del Mercosur. A ello se suman las elecciones presidenciales en Brasil en 2022.

Los miembros del bloque no tienen una convergencia de miradas respecto de cuál es la función del Mercosur para sus economías y sus sociedades

"Nosotros hoy tenemos una posición de Brasil. No sé si va a cambiar. Sé que la que tenemos hoy nos sirve a los intereses uruguayos en el caso de avanzar bilateralmente con China. Si nos sirve ahora, aprovechemos", planteó Lacalle Pou en la conferencia de prensa en la que anunció el acuerdo.

Para Julieta Zelicovich, doctora en Relaciones Internacionales, el anuncio de Uruguay puede desembocar en diferentes escenarios. Uruguay podría abandonar formalmente el Mercosur a partir de su negociación con China, llevar a que el resto de los países acepten una flexibilización del bloque o directamente refundar el Mercosur. 

“Los miembros del bloque no tienen una convergencia de miradas respecto de cuál es la función del Mercosur para sus economías y sus sociedades, ni respecto a cuál es el lugar que le corresponde al bloque en el mundo y en las estrategias de inserción internacional”, sostuvo” Todavía queda un largo camino por recorrer”. 

Expertos en comercio describen al Mercosur como una de las entidades menos efectivas del mundo, tanto en términos de comercio entre sus miembros como con socios externos. Para Elizondo, de todos los bloques comerciales, el Mercosur es el que menos exporta del mundo en relación a su Producto Bruto Interno (PBI).

Mercosur se encuentra actualmente en negociaciones abiertas con Corea del Sur, Singapur, Canadá, Líbano y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA). También está terminando los últimos detalles de un acuerdo comercial con la UE. Sus principales destinos de exportación son China, Estados Unidos y la UE.