Yerba mate: La bebida nacional de Argentina busca nuevos horizontes en China

El té es el rey en China, pero una cooperativa argentina está trabajando para impulsar la popularidad y sus exportaciones de la yerba mate, enmarcando la infusión como un energizante natural

Compartir

Yerba mate leaves in field

La yerba mate crece en una plantación asociada a Colonia Liebig, una cooperativa argentina que produce Playadito, una de las yerbas más vendidas del país. El grupo ha avanzado en los últimos años en la exportación de sus productos a China. (Imagen: Cooperativa Liebig)

“Estuve hace 20 años en China y me impactó la cultura y el desarrollo. Fuimos con la intención de participar en el mercado de la yerba mate y hoy ya somos el número uno en ventas”, dice Gustavo Quatrin, gerente de la cooperativa Colonia Liebig, que comercializa Playadito, la yerba más vendida en Argentina y también en China, su principal mercado de exportación.

100,000 kilos

La cantidad de yerba mate que China importó en 2021. Alrededor del 90% provino de Argentina, según datos oficiales oficiales.

La yerba mate es una de las infusiones más importantes en Argentina, Uruguay y Paraguay, donde se consume todo el año por encima del café o el té, y es considerada un estimulante natural por su contenido de cafeína. Su consumo es beneficioso para la salud, ya que contiene vitaminas del grupo B y es antioxidante. 

Su origen se remonta a los pueblos guaraníes, que utilizaban las hojas del árbol como bebida, objeto de culto y moneda de cambio. Hoy Argentina es el principal productor a nivel mundial, alcanzando cerca de 317 millones de  kilos producidos en 2021, de los cuales 85% fue para el mercado doméstico y el resto para exportación.

Los países árabes han sido históricamente los principales mercados de la yerba mate para Argentina, especialmente Siria. Allí, como en Sudamérica, la infusión se consume con una bombilla y un recipiente, al que se le coloca la yerba mate y agrega agua caliente. Pero ese no es el caso de China, un pequeño pero creciente mercado.

El es la principal infusión en China, por lo que la yerba se comercializa mayormente para tomarla de esa manera y no con el típico recipiente: sin palo y con una molienda más fina. En 2021 China importó casi 100 mil kilos de yerba, y 89 mil fueron exportados por Argentina, su principal mercado, con posibilidades de seguir creciendo.

hombre toma yerba mate
Un hombre vierte agua caliente sobre un mate y una bombilla, el método tradicional para la infusión en Sudamérica. En China, la bebida se ha comercializado hasta ahora para ser consumida con bolsas u hojas sueltas, de forma similar a los tés chinos. (Imagen: Fermin Rodriguez Penelas / Unsplash)

“Estamos en una etapa inicial y es entendible por el consumo del té en China. Hay que ser conscientes de ese contexto. Sin embargo, es un mercado que puede seguir creciendo. Hacemos mucho trabajo de marketing, lo que explica el nivel de participación que tenemos en el mercado”, asegura Quatrin. 

El recorrido de Liebig

La cooperativa Colonia Liebig es una empresa productora de yerba mate de la provincia de Corrientes, en el noreste argentino, fundada por descendientes de alemanes en 1924. Cuenta con 126 productores asociados y más de 7 mil en total. Hoy Playadito, su marca insignia, está presente en países como Chile, Australia, Alemania, España, Reino Unido, Francia y Estados Unidos, además de China.

Aunque Playadito existe como marca desde 1979, fue en 2015 cuando comenzó oficialmente a exportar yerba mate a China. Victor Saguier, director de la Cámara de Molineros de Yerba Mate y gerente de La Cachuera S.A., empresa que comercializa la yerba mate Amanda, explica que en 1990, luego de un faltante del producto, se permitieron nuevas plantaciones que generaron una sobreoferta. Fue entonces cuando el sector salió a buscar mercados, entre ellos, China.

Playadito trabaja con un importador chino, Benben Trading Co, una relación que comenzó hace más de 10 años para poder entrar al mercado. Quatrin cuenta que la empresa buscó representar a Playadito en China luego de ver su desarrollo en el mercado interno argentino. “Hoy, Playadito es la empresa número uno en ventas en el mercado electrónico: en 2021 exportamos 75 mil kilos. China es el destino más importante para nosotros, ya que no exportamos a Medio Oriente”.

yerba mate China Playadito
Plantación de yerba mate y planta de procesamiento de Colonia Liebig, en la provincia de Corrientes, Argentina. La cooperativa cuenta con 126 productores asociados y más de 7 mil en total. (Imagen: Cooperativa Liebig)

En el popular sitio de comercio electrónico chino JD.com, un paquete de medio kilo de Playadito sin palo se vende a alrededor de 108 yuanes (US$17). Un paquete del mismo tamaño de Liebig, una marca premium de la cooperativa, se vende a 157 yuanes (US$24), cerca del valor de dos latas de café molido Illy en el mismo sitio web. 

Al buscar la palabra “yerba mate” (马黛茶, madai cha) en el buscador chino de noticias Baidu, cerca de la mitad de los 70 resultados hacen referencia a Lionel Messi, el principal embajador de la infusión en China, seguido por el uruguayo Luis Suárez. Algunos de los artículos son promocionales de los importadores, haciendo referencia a la cultura de la yerba mate. 

La yerba mate y su producción

A pesar de las preferecias en la manera de consumirla, la yerba mate exportada a China y la destinada al consumo interno en Argentina no tiene diferencias. El proceso productivo es el mismo: comienza con plantines que luego se trasplantan a tierra rica en hierro y nutrientes, como es el caso de la tierra colorada de las provincias Misiones y Corrientes, que concentran la producción. 

La cosecha se realiza manualmente a los cuatro años de ser traspasada a tierra, específicamente entre los meses de abril y septiembre. Una vez cosechadas, las ramas y hojas se secan durante cerca de cuatro horas con temperaturas de 100 grados. Luego se estacionan entre seis y 18 meses, y se finaliza con el proceso de molienda.

yerba mate Playadito
La yerba mate procesada se envasa en las instalaciones de Colonia Liebig. La variedad envasada en las bolsas rojas es una molienda fina preparada sin palo -sin los tallos de la planta- que ha resultado más popular en China. (Imagen: Cooperativa Liebig)

La planta de la yerba mate puede alcanzar un tamaño de hasta 15 metros y se desarrolla en un clima tropical con temperaturas cálidas, elevada humedad y frecuentes lluvias. Para combatir las malezas se utiliza el herbicida glifosato, catalogado como “probablemente cancerígeno” por la Organización Mundial de la Salud. 

“La producción de yerba tiene alta demanda de mano de obra ya que el trabajo con las plantas es mayormente manual”, explica Quatrin. “Hay que lograr que las malezas no se impongan y para eso se usa glifosato. Pero el herbicida no tiene impacto directo sobre la hoja y además no todos lo usan porque es costoso”. 

Para Victor Saguier, hay más conciencia en el sector del cuidado del ambiente, lo que ha llevado a un menor uso del glifosato, aunque no haya estadísticas oficiales. “Las altas temperaturas del proceso de secado no dejan rastros del glifosato. De todos modos, hay cada vez más productos biológicos para reemplazarlo”. 

Nuevos consumos y el futuro de la yerba mate

A nivel nacional, 2021 fue un año récord para la producción y el consumo de yerba mate en Argentina: el consumo interno fue de más de 280 millones de kilos, un 5.5% más que en 2020; y el ingreso de hojas de yerba mate a secaderos durante fue de más de 880 millones de kilogramos, casi un 9% más que el año anterior. 

Saguier asegura que los consumidores locales están cada vez más informados y que hay una demanda creciente de yerba orgánica, sin uso de pesticidas como el glifosato. “Amanda fue una de las primeras empresas en hacer yerba orgánica. Hace cinco años la gente comenzó a pedirla más.Va a tener más protagonismo”, afirma.

La yerba mate matcha, el té verde y el té negro de yerba mate son direcciones en las que se podría avanzar en el mercado chino

Respecto al consumo en China, Wang Jinjun, el gerente general de China Benben Trading Co, la importadora de yerba Playadito, asegura que la proporción de personas que beben yerba mate de manera sostenida en el país asiático es todavía relativamente pequeña. “La yerba mate matcha, el té verde de yerba mate y el té negro de yerba mate son direcciones en las que se podría avanzar en el mercado chino”, propone como innovaciones. 

En la misma línea, Saguier dice que el desafío es seducir al consumidor chino con otras variedades de productos y no tratar de competir con el té. “En los últimos años se lanzaron bebidas con yerba mate, y esa podría ser la mejor manera de penetrar en ese mercado”, sostiene.

La empresa de bebidas energizantes Red Bull lanzó en Suiza la “Organic Viva Mate Red Bull”, como una prueba piloto para el mercado europeo, mientras que Perrier, la empresa de agua del grupo Nestlé, tiene un energizante en lata, Perrier Energize, que incluye ingredientes de origen vegetal como extractos de yerba mate. 

Para los productores argentinos que van hacia un mercado donde el té es el rey, no será fácil convencer a más consumidores chinos de que prueben y tomen regularmente una taza de yerba mate. Pero la mayoría de los indicios sugieren que las exportaciones de su amada hoja a China seguirán aumentando constantemente en los próximos años.