Embajador de Perú en China: "El TLC con China está quedando obsoleto"

Luis Quesada, embajador de Perú en Beijing, habló con Diálogo Chino del fortalecimiento de las relaciones bilaterales, del cambio en el comercio y de la necesidad de actualizar su acuerdo de libre comercio con China

Compartir

luis quesada, embajador de Perú en China

El embajador de Perú en China, Luis Quesada: "Queremos modernizar el TLC con elementos que tienen que ver con el comercio electrónico, la política de competencia y la propiedad intelectual, entre otros aspectos" (Imagen: Embajada de Perú en China)

A pesar de la inestabilidad política que vive Perú, por las constantes riñas entre el Ejecutivo y el Congreso, sumado a los indicios de corrupción en ambos lados, el país se mantiene firme como uno de los principales aliados de China en Latinoamérica. Según datos de la Embajada china en Perú, el volumen comercial entre ambos países en el 2021 superó  los US$ 37 mil millones, 60% más que en 2020, el año de la pandemia. Productos como el cobre, la harina de pescado y los arándanos, son los que lideran este intercambio.

US$30 mil millones

El valor actual de las inversiones chinas en Perú, según Liang Yu, embajador chino en Perú

En este mismo sentido, Luis Quesada, actual embajador de Perú en China, afirmó a Diálogo Chino, que “Perú es el segundo destino de las inversiones chinas en Latinoamérica, solo por detrás de Brasil, y uno de los tres países (junto a Chile y Costa Rica) de la región que tienen TLC con China”. Días después, el embajador chino en Perú, Liang Yu reafirmaba lo dicho por Quesada en una conferencia de prensa, mostrando el interés de seguir creciendo en el país andino. 

“Las inversiones de mi país en el Perú superan los 30,000 millones de dólares en la actualidad. China es uno de sus principales inversionistas. Tiene proyectos importantes en diferentes sectores productivos, como por ejemplo el minero, en donde Las Bambas podría aportar el 1 % al producto Bruto Interno Peruano (PBI) peruano”, detalló Yu, que espera que los conflictos sociales, generados por exigencias de las comunidades alrededor de Las Bambas -una de las minas de cobre más grandes del mundo - se solucionen.

Ante este expectante escenario, Diálogo Chino entrevistó a Luis Quesada, para conocer los planes de Perú para seguir fortaleciendo sus relaciones con el país asiático. El futuro del Tratado de Libre Comercio entre ambos países, el uso de nuevas tecnologías y de inversiones en energía renovables, fueron temas de esta conversación con el diplomático peruano que tiene el cargo desde el 2018.

Diálogo Chino: ¿Cómo afectó la pandemia a las relaciones entre ambos países?

Luis Quesada: Como todo el planeta, hemos tenido que adaptarnos a la virtualidad, que ha frenado de alguna manera  nuestras negociaciones. Sin embargo, además de ello, no nos hemos visto afectados, nos hemos fortalecido. Un ejemplo de ello es que en medio de la pandemia, se concretó el puerto de Chancay, que es una clara señal que nos ven como un hub comercial, así como la adquisición de Luz del Sur, la mayor empresa de distribución eléctrica de Perú, por China Three Gorges Corporation. Esperemos que Perú siga teniendo la capacidad de seguir atrayendo a la inversión china. Ha habido los problemas de Las Bambas, que esperamos que se solucionen, pero pienso que mientras el marco jurídico de apertura a la inversión extranjera se mantenga, China seguirá mirándonos con buenos ojos.

Cualquiera se podría imaginar que la inestabilidad política, el problema de Las Bambas, sumado a las denuncias de corrupción donde están involucradas empresas chinas, podrían frenar las inversiones en el país…

Perú es macroeconómicamente muy fuerte. Es por eso que no ha sucedido, hasta ahora, ninguna catástrofe económica. Al contrario, a pesar de la complejidad política, es uno de los países de la región que más va a crecer. Todos los problemas internos que ha tenido el país a lo largo de los últimos años, los hemos solucionado en el marco de la ley. Y eso da tranquilidad también.

protesta las bambas perú
Lee más: ¿Por qué la mina Las Bambas en Perú está en constante conflicto?

Sobre Las Bambas, los conflictos sociales no son un monopolio del Perú. China tiene muchísimas inversiones en África, donde tiene conflictos similares. Y desde nuestro lado, vamos a hacer todo lo posible para ayudar al inversionista. Del mismo modo, espero que pronto podamos tener una paz social en la zona que sea duradera. 

Y por el lado de las denuncias a empresas chinas, todavía está en el ámbito judicial. Y hablar sobre eso, sería especular. Acá en China no ha tenido mayor impacto. Son tiempos difíciles para todo el mundo, pero veo con optimismo lo que se viene y podamos seguir renovando los lazos, reanudar las visitas, las reuniones, para agilizar los procesos. 

¿Un proceso del que es urgente hablar sería la renegociación del TLC? 

Tenemos 12 años de vigencia de este Tratado de Libre Comercio y nos ha dado un enorme acceso a nuestros productos. Sin embargo, el comercio en el mundo ha evolucionado de una manera dramática, ha creado nuevos patrones a la hora de comercializar. Por ello, el TLC está quedando obsoleto. 

¿En qué sentido está obsoleto?

Tenemos que repotenciarlo. Antes de la pandemia, estábamos trabajando muy bien. Había intercambio, viajes, reuniones, todo liderado por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. Esperemos que pronto ya podamos volver a ello. Seguimos activos, firmando convenios y demás, pero la pandemia ha frenado un poco todo lo que se venía haciendo. Sin entrar en detalles, queremos modernizar el TLC con aspectos que tengan que ver con el comercio electrónico, la política de competencia, la propiedad intelectual, reglas de origen, procedimientos aduaneros, entre otros aspectos que se tienen que afinar con el pasar de las reuniones.

Luis Quesada, embajador de Perú en China, en una conferencia
Luis Quesada es el embajador de Perú en China desde 2018. "Tenemos que aprovechar que somos el país más 'chino' de la región", dijo a Diálogo Chino. (Imagen: Embajada de Perú en China)

Hay un gran sector del empresariado peruano que se queja de que el TLC no los ayuda… 

Desde mi experiencia en relaciones internacionales, te puedo decir que las relaciones entre Estados son siempre asimétricas. Pasa con Estados Unidos, con todos los países, por más buena voluntad que haya. Entrar a China es toda una competencia y me quito el sombrero por los esfuerzos del empresariado peruano para entrar aquí, porque es muy fuerte la competencia. Esta es la segunda potencia del mundo en estos momentos, y todos competimos con esta porción del mercado y las posiciones son distintas.

La sensación que queda es que los peruanos no han podido aprovechar del todo el TLC…

Se ha hecho el máximo esfuerzo posible y todo se tiene que modernizar para poder aprovecharlo de la mejor manera. Por ejemplo, tenemos mucha expectativa en la agro exportación de paltas, arándanos y otros productos que son atractivos al mercado chino. Pero para ello, tenemos que dinamizar proyectos de irrigación como Chavimochic o Majes, para que le puedan dar un impulso enorme a la agroindustria. 

¿Cuándo se verían estos cambios?

Es difícil saber en estos momentos cuando se haría el cambio. El diálogo se ha mantenido, pero si fuera presencial, seguramente podría ser más rápido. Hay la voluntad de ambos países en llegar a buen puerto. Pero todavía hay asuntos en los que hay que ponernos de acuerdo. Muchas veces las negociaciones son mejor hacerlas frente a frente. Mientras tanto, ambos países están haciendo todo lo posible. No tengo certezas de cuándo podríamos tener un TLC modernizado, pero yo lo veo con optimismo.

¿En qué sectores se quiere atraer la inversión china en Perú? 

Queremos digitalizar nuestra economía. Necesitamos un gobierno más digital, fortalecer el sistema nacional de transformación digital, y China es pionero en ese sentido. Personalmente, veo ahí una gran oportunidad de cooperación e intercambio de ideas. Y en eso también estamos trabajando. 

Mientras el marco jurídico de apertura a la inversión extranjera se mantenga, China seguirá mirando a Perú con buenos ojos

También queremos que inviertan más en energías renovables. Tenemos una capacidad hidroeléctrica inmensa, pero además hay campos en los cuales el Perú puede incrementar su potencial, como es la energía eólica o la solar, donde hay muchas probabilidades. Estamos tratando de atraer esta inversión.

Teniendo en cuenta que a China le interesa la producción de energía renovable… 

China se da cuenta que en estos momentos es clave la protección del medio ambiente. Están haciendo grandes esfuerzos para tratar de buscar más energías renovables y deshacerse de la industria del carbón, a pesar de que ha vuelto un poco a eso, debido a la pandemia. Pero a pesar de todo hay un objetivo claro. Es un tema que debería unirnos más. 

También se dice que los estándares ambientales chinos en su país también deberían mantenerse fuera…

En Perú, las industrias extractivas chinas se ajustan a nuestra reglamentación. Y creo que en mayor medida esto se ha ido cumpliendo. Perú es uno de los países donde hay leyes más severas para el cumplimiento. Nosotros no hemos tenido problemas de tipo medio ambiental con China. Nuestros problemas son más sociales, pero no ocasionados por ellos, como Las Bambas, sino que vienen de mucho tiempo atrás. 

¿De qué manera Perú se ha involucrado en la Iniciativa de la Franja y la Ruta?

China menciona mucho esta iniciativa. Hemos firmado un memorándum, que ha sido una coordinación conjunta de todos los ministerios involucrados. Ahí está plasmada la voluntad de trabajar con China, resguardando nuestros intereses. Existe un marco de trabajo bastante bueno. (La firma) Fue un gesto de buena voluntad de Perú al gobierno chino. Decirles que son bienvenidos, que inviertan en infraestructura, que haya mayor cooperación. Es un instrumento válido, que tiene valor político de amor con el país. El puerto de Chancay, es un proyecto que calza dentro de este esquema de cooperación.

vista aérea de la vía interocéanica sur, carretera que une a Brasil y Perú
Lee más: Opinión: El ferrocarril, y no las carreteras, es la opción de menor impacto para la Amazonia

En los últimos años se habló mucho de proyectos de trenes…

Hace tiempo que no se habla de ello. En 2017, se pensó en invertir en un tren que recorriera la Amazonía peruana y brasileña, pero el gobernante de esa época no lo vio necesario y todo quedó en nada. Yo veo que Perú es un buen país para el desarrollo de proyectos ferrocarrileros que puedan unir zonas que no están bien conectadas. Hubo interés, pero todavía no hay nada definido. 

¿Qué otras oportunidades se presentan para ambos países?

Se nos viene la Cumbre del Foro de Cooperación Económica del Asia-Pacífico (APEC) en el 2024. Es la tercera vez que lo organizamos. Es una buena oportunidad, saliendo de esta crisis mundial, acrecentar el contacto al máximo nivel. Y hay que ver más campos para seguir colaborando. En energía, comercio, el tema digital. Yo creo que la relación va a seguir creciendo cualitativamente en muchos aspectos, tenemos que aprovechar que somos el país más chino de la región.