En Perú avanza un proyecto para llevar Internet a comunidades remotas

Un proyecto conjunto peruano-chino para construir una red de fibra óptica proporcionará Internet a un millón de residentes, pero se debe prestar atención a los impactos ambientales

Compartir

Representantes del consorcio de empresas peruanas y chinas y de organismos gubernamentales locales inspeccionan una instalación de nodos de la nueva red de fibra óptica. El proyecto pretende proporcionar acceso a Internet a casi un millón de habitantes de la Amazonia y los Andes peruanos. (Imagen: Gobierno Regional de San Martín)

En julio de 2019, se anunció una nueva red masiva de fibra óptica en Perú, que promete proporcionar acceso a Internet a casi un millón de residentes en la Amazonía y los Andes, y mejorar en gran medida la conectividad en las zonas rurales remotas del país. 

7.500 km

La longitud aproximada de la nueva red de fibra óptica que cubrirá regiones de la Amazonia y los Andes peruanos

El vasto proyecto, una iniciativa conjunta de organismos gubernamentales peruanos y una empresa china de equipos de telecomunicaciones, se extenderá a lo largo de 7.500 kilómetros y llegará a 1.700 localidades de los departamentos de Ancash, Arequipa, La Libertad y San Martín. En este último lugar, en el corazón de la Amazonía peruana, es donde más se ha avanzado desde entonces, aunque las obras de toda la red prevista se han visto retrasadas por diversos factores, entre ellos la pandemia de Covid-19.

Este proyecto de Internet rural está liderado por Pronatel (Programa Nacional de Telecomunicaciones) y el consorcio YOFC Network, integrado por la compañía china Yangtze Optical Fibre and Cable (YOFC) y la peruana Yachay Telecomunicaciones (Perú). 

Este consorcio suscribió cuatro contratos de financiamiento por un total de 411 millones de dólares, como parte de un programa convocado por ProInversión, un organismo público que promueve obras públicas de infraestructura y les hace llegar la inversión privada.

“La misión de este proyecto es mejorar el internet y la conexión con la red en las áreas alejadas que no tienen cobertura. Nosotros ganamos esta licitación para establecer una red básica que cubra estos lugares y les proporcione acceso. Serán beneficiados escuelas, comisarías, hospitales y centros de salud”, dice a Diálogo Chino Xu Gao, gerente de Logística y mano derecha de la gerencia general de YOFC, que tiene presencia en más de 70 países en todo el planeta. 

Estos beneficios se consideran clave para las autoridades locales, que apoyan con entusiasmo la iniciativa. Los expertos en medio ambiente, por su parte, también reconocen los beneficios del proyecto, pero afirman que la preocupación por el desarrollo y el impacto ambiental de la construcción debe vigilarse y equilibrarse a medida que la red siga avanzando.

Retrasos y cumplimientos

Según el contrato inicial con Pronatel, YOFC Network debía completar el proyecto en un plazo de tres años, y la construcción debía terminar en 2022. Sin embargo, la pandemia ha hecho que se retrasen los trabajos y el plazo ha tenido que ser extendido, “probablemente hasta inicios de 2023”, según Xu Gao. Una vez supervisada y autorizada la obra por parte del Estado peruano, YOFC brindará el servicio de Internet por 10 años. 

Xu Gao explica que la primera parte preparatoria del proyecto incluye la ingeniería y la creación de los "nodos" de la red, así como las adquisiciones. Según explica a Diálogo Chino, es necesario adquirir unas 1.500 parcelas para construir hasta 1.700 nodos a lo largo de la red; se trata de pequeños edificios en los que se alojan los equipos de conexión, así como el aire acondicionado, los generadores y la seguridad necesarios. Además, se crearán varios centros de mantenimiento en las cuatro regiones. Según Xu Gao, casi la mitad de la red de fibra óptica se ha completado en casi un año. Asimismo, en las cuatro regiones se han previsto instalar varios centros de mantenimiento para atender cualquier eventualidad.  

Denisse Linares, especialista del programa Amazonía de la ONG peruana Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR), dice que este proyecto debe ser vigilado de cerca para evitar impactos ambientales potencialmente negativos. “Definitivamente propone beneficios urgentes, como es acortar la brecha de conectividad, más aún en estos tiempos de virtualidad. Sin embargo, es necesario abrir caminos [en el bosque] que permitan generar esa infraestructura. Estos espacios tienen que estar bien vigilados y evaluados, pues actualmente una de las causas o drivers de deforestación es la generación de caminos sin adecuada planificación que intensifican la inserción de economías ilegales o de actividades legales pero que son adversas al cuidado de los bosques”.

China tiene casi 100% de distribución de fibra óptica, pero hace 50 años no había nada. Nos desarrollamos más en los últimos años y hemos crecido mucho. Esperamos ayudar a los peruanos a que tengan una oportunidad similar

En ese sentido, Xu Gao afirma que YOFC Network viene cumpliendo con los compromisos establecidos en el proyecto. “Nosotros pedimos todas las autorizaciones necesarias antes de avanzar. Coordinamos con municipalidades, gobierno regional y Ministerio de Cultura. Si no cumplimos con lo exigido, nos cae una fuerte penalidad”.

“Nosotros observamos bien a nuestros contratistas y también les comunicamos las restricciones para la gestión de residuos y que estos no afecten el medio ambiente. Sabemos muy bien que el Perú cuida mucho sus reservas naturales y sus bienes culturales, y eso es también muy importante para nosotros”, dijo el representante de YOFC. 

“Vamos a dar capacitaciones a la población para el uso adecuado de Internet, para elevar sus habilidades y conocimientos”, apunta el representante chino, que además afirma que esta red “conectará centros de salud, escuelas, comisarías, y brindará Internet gratuito en las principales plazas”.  

Xu Gao calcula que habrá cerca de un millón de peruanos favorecidos en las cuatro regiones del Perú donde se desarrollará el proyecto, conectando a 371 entidades públicas: 215 instituciones educativas, 17 comisarías y 139 centros de salud, además de ofrecer Internet gratuito en las principales plazas de las ciudades. “China tiene casi 100% de distribución de fibra óptica, pero hace 50 años no había nada. Nos desarrollamos mucho más en los últimos años y hemos crecido mucho. Esperamos ayudar a los peruanos a que tengan una oportunidad similar”. 

La Amazonía conectada a través de Internet

El departamento de San Martín será el primer favorecido por este proyecto. Se estima que, para conectar a este rincón de la Amazonía peruana se invertirán alrededor de 70 millones de dólares, que beneficiará a unas 200 mil personas en 220 comunidades rurales, según información de dicho gobierno regional. Las obras de infraestructura están muy avanzadas, y se espera que los 1280 km de fibra óptica previstos para San Martín puedan ser entregados a principios del 2023.

“Nosotros sabemos que es un proyecto importante y que somos los directamente beneficiados. Por eso queremos que este proyecto pueda realizarse lo más pronto posible”, dice Abner Vásquez Vásquez, director de Telecomunicaciones del Gobierno Regional San Martín. “Estamos apoyando constantemente al consorcio en cualquier inconveniente, además de acompañarlos a los lugares más alejados para explicarle a la gente los beneficios que verán pronto”.

Perú Internet
Altos cargos de organismos y empresas implicadas en la construcción de la nueva red de fibra óptica rural de Perú visitan un "nodo" en el departamento de San Martín, la región que más ha avanzado en su construcción desde que se anunció la iniciativa en 2019 (Imagen: Gobierno Regional de San Martín)

Para el funcionario regional, este acceso a una comunicación más fluida es también una oportunidad para combatir el tráfico ilegal de madera o animales, pues las denuncias podrán hacerse con mayor velocidad.

Sin embargo, Vásquez mencionó que se ha encontrado cierta oposición, sobre todo porque muchas comunidades se vieron influenciadas por las noticias falsas generadas en medio de la pandemia. “Pensaron que las antenas iban a afectar su salud, así que se opusieron inicialmente a la instalación”. 

Por ello, las autoridades tuvieron que reunir a sus líderes y organizar charlas y campañas de sensibilización para disipar todas sus dudas en 212 de las 220 localidades que son parte del proyecto en este rincón de la Amazonía peruana. Estos temas, sumados a la cuarentena, el difícil acceso a algunas zonas y las intensas lluvias, han contribuido a retrasar el proyecto.

Hasta el momento, las autoridades regionales están satisfechas con los avances y el respeto al medioambiente que ha tenido el consorcio. Según información proporcionada por Vásquez, se ha completado la adquisición de los 83 terrenos para la construcción de los nodos de transmisión -los que conectan la red a mayores distancias- de los cuales hay 32 terminados y 74 en proceso de construcción. Además, se han implementado 770 km de cables de fibra óptica. Para la red de acceso -la parte del proyecto cuyos nodos distribuyen las conexiones localmente- se han adquirido 184 terrenos para la construcción de los nodos correspondientes.

A pesar del progreso y la promesa de la red, Vásquez  señala que “se necesita de más proyectos similares”, ya que las 220 localidades que se integrarán a la red de Internet rural configuran menos de un 10% de los 2510 centros poblados que tiene la región. 

Proyectos similares también apuestan por conectar a los peruanos. Por ejemplo, está Conecta Selva, otra iniciativa con la que Pronatel apuesta por el Internet satelital. En noviembre de 2021, el gobierno informó que lograron brindar el servicio a 348 colegios y 46 establecimientos de salud en los departamentos de Loreto, Madre de Dios y Ucayali, beneficiando a 100 mil personas.  

Como parte del proyecto que lidera YOFC, el gobierno regional de San Martín también ha realizado capacitaciones en los pueblos involucrados desde agosto del 2019. Se informó, además, que el proyecto incluye la donación de 5 computadoras a cada colegio, 2 a cada centro de salud y 1 a cada comisaría. El costo del servicio de wi-fi lo asumirá el gobierno regional y los usuarios particulares contarán con un servicio a un precio más barato que el actual. 

Aunque los conocimientos técnicos y el apoyo provienen del consorcio YOFC, los gobiernos regionales están trabajando duro para promover y realizar el proyecto. “La idea es ayudar en todo lo posible para que esto camine, porque somos la única región de la selva en la que se está ejecutando este proyecto. Madre de Dios, Ucayali y Loreto no están”, agregó Vásquez, que espera que este proyecto permita acercar la Amazonía al mundo entero.